La Junta destaca la capacidad del sector agroalimentario de aportar estabilidad, empleo y valor añadido

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Jerónimo Pérez, ha destacado la “capacidad del sector agroalimentario de aportar estabilidad, generar empleo y valor añadido, mostrando una gran fortaleza en tiempos de crisis”.

Durante su intervención en las Jornadas Agrarias Caixabank ‘Horizonte 2020’, Jerónimo Pérez ha incidido en la importancia del sector agroalimentario, que fue el que más creció en el primer trimestre de 2014 (un 9,7%). “Con más de 5.600 industrias agroalimentarias, aporta en torno al 8% del PIB y el 10% del empleo de nuestra región, que se eleva al 13% si tenemos en cuenta todas las actividades asociadas, como insumos, transporte o distribución”, ha resaltado.

Actualmente, el complejo agroalimentario andaluz genera alrededor de 9.500 millones de euros de valor añadido y emplea a cerca de 250.000 personas, de las cuáles cerca de 50.000 se corresponden directamente con la industria agroalimentaria. A ello se suman las buenas cifras de exportaciones tras varios años de crecimiento (2010-2013), “que han lanzado nuestras ventas en el exterior hasta superar los 7.400 millones de euros en 2013, un 4,58% más que en 2012”, ha aseverado.

Esta tendencia positiva en las exportaciones agroalimentarias se ha mantenido también en el primer semestre de 2014, con más de 4.700 millones de euros exportados de enero a junio, un 15,5% más que en el mismo periodo en 2013, “sobre todo gracias a unas mayores exportaciones de aceite de oliva y el mayor valor alcanzado en las frutas y fortalizas”, ha añadido.
No obstante, ha puntualizado, “el reciente veto ruso a la importación de alimentos europeos puede modificar estos buenos resultados a final de año y afectar a la creciente capacidad de exportación de nuestros productores”. Por ello, desde la aplicación de las restricciones comerciales rusas, “hemos seguido de forma activa las propuestas de la Comisión Europea para compensar los efectos de esta crisis, de la mano del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente”.

En este sentido, “desde Andalucía hemos exigido la inclusión de productos andaluces vulnerables no contemplados en los reglamentos publicados; el mantenimiento de las ayudas y del presupuesto para las mismas hasta que el mercado se estabilice; que las medidas de apoyo no se financien a costa del presupuesto de la Política Agrícola Común, debido a que esta crisis no ha sido generada por el sector agrario; y que se eliminen las trabas para acceder a las ayudas, teniendo en cuenta que se trata de una crisis extraordinaria”, ha detallado.

La Política Agrícola Común (PAC) ha sido otro de los asuntos abordados durante su intervención en las jornadas. Al respecto, Jerónimo Pérez ha reiterado que se trata de una reforma que afecta a todos los sectores y de forma conjunta, es decir, a las ayudas directas, a las medidas de mercado y a las políticas de desarrollo rural. “Las decisiones que se están tomando en relación con la próxima PAC para el periodo 2015-2020 cobran especial relevancia en Andalucía, ya que son fundamentales para el futuro de la región y de su sector agroalimentario”, ha subrayado.

Por ello, “desde la Junta vamos a seguir trabajando con propuestas serias y realistas, como hemos hecho hasta ahora, realizando un esfuerzo adicional por agilizar al máximo la aplicación del nuevo modelo de ayudas una vez se publiquen los reales decretos que los regulan y aplicando un Programa de Desarrollo Rural (PDR) que dé respuestas a las necesidades del sector y se ajuste a sus demandas”, ha concretado.

En este sentido, el secretario general de Agricultura y Alimentación ha recordado que el PDR 2014-2020 es fruto de casi tres años de trabajo desarrollado en diferentes grupos de trabajo internos y externos y el resultado del consenso con los distintos agentes representativos del sector. “Hemos realizado un gran esfuerzo por atender todas las necesidades, priorizando las inversiones para la mejora de la competitividad y sostenibilidad del campo analuz, de forma coordinada con otros programas europeos, nacionales y andaluces para aprovechar todas las sinergias posibles”, ha señalado.

Así, el principal objetivo que se persigue con las medidas de este PDR es “avanzar hacia un sector agroalimentario andaluz más competitivo, innovador, generador de empleo, joven y sostenible”, ha subrayado.

Además, este PDR dará soporte a planes sectoriales impulsados por el Gobierno andaluz, entre ellos el Plan Director del Olivar, que contará con un Subprograma Temático Específico; el Plan Director de la Dehesa o el III Plan Andaluz de Agricultura Ecológica. “Asimismo, en el PDR recibirán especial atención sectores estratégicos de Andalucía como el sector de las frutas y hortalizas, la ganadería o la agroindustria”, ha puntualizado.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *