El Gobierno explica que se articularán todas las medidas necesarias para frenar los efectos del embargo ruso en los agricultores andaluces

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas y la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, han explicado hoy que “se pondrán en marcha todas las medidas necesarias para frenar los efectos del embargo ruso en los agricultores y ganaderos andaluces” y han pedido que “no se siembre inquietud en el sector, puesto que se están dando los pasos correctos para defender los intereses de los productores andaluces”.

Durante un encuentro mantenido en Sevilla con representantes de las organizaciones agrarias COAG, UPA, Asaja y Cooperativas Agrarias Andaluzas, la delegada del gobierno y el secretario general de Agricultura y Alimentación, han indicado que “tanto el presupuesto como las medidas continúan abiertas y en permanente revisión”. Ademas, Cabanas ha destacado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Consejo Europeo del pasado 30 de agosto “pidió a la Comisión que impulse nuevas medidas si la situación lo requiere”.

Junto a ello, han anunciado que el Gobierno español ha trasladado a la Comisión Europea la necesaria “igualdad de trato en la aplicación de las medidas puestas en marcha hasta el momento, independientemente de si los productores se encuentran inscritos en organizaciones agrarias o no”, cumpliendo así una de las principales reivindicaciones de los productores españoles.

Crespo ha recordado que, desde que Rusia adoptó la decisión de no importar productos agroalimentarios de la Unión Europea, se han producido ya 22 reuniones para analizar la evolución de los mercados y poner en marcha medidas que palien los efectos de su decisión, “lo que pone de relieve la implicación por parte del Gobierno de España desde el primer momento”.

Entre las medidas impulsadas por la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, Crespo ha destacado que se está analizando semanalmente la evolución de los mercados de los productos agroalimentarios españoles a través de la Agencia de Información y Control Alimentario “con el objetivo de evitar que el veto ruso se traduzca en una caída de los precio para los productores, especialmente en frutas y hortalizas”.

También ha indicado el acuerdo adoptado con el sector de la distribución para llevar a cabo campañas de promoción de los productos hortofrutícolas, a fin de recuperar e incrementar el consumo nacional, fundamentalmente de la fruta de temporada y hortalizas, así como la búsqueda de nuevos mercados, alternativos al ruso, para la exportación de productos españoles y andaluces.

Finalmente, la delegada ha apuntado que hasta el momento, se han puesto a disposición más de 218 millones de euros para financiar medidas excepcionales, destacando la dotación de 125 millones de euros para la retirada de frutas y hortalizas perecederas. Además, Bruselas ha decidido aprobar un reglamento especial para la financiación de la retirada de melocotones y nectarinas de manera retroactiva.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *