Movimientos para minimizar el impacto del boicot ruso

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha anunciado que, en la próxima reunión extraordinaria del Comité de Gestión de la Comisión Europea, convocada a instancias de España, el Gobierno pedirá que “se reaccione de manera urgente y se adopten medidas para evitar perturbaciones en los mercados”, tras el cierre del mercado ruso a los productos de la Unión Europea.

En este ámbito afirmó  que la primera medida que se solicitará será “la retirada de producciones del mercado, especialmente para los sectores con mayor necesidad”. Así lo explicó en su encuentro con los medios de comunicación, tras la reunión mantenida con representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias ASAJA, UPA y COAG, Cooperativas Agroalimentarias y la Federación Española de Asociaciones de Productores exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX), en la que se han valorado las repercusiones del cierre del mercado ruso, y se han analizado las medidas que España planteará el próximo jueves en el marco del Comité de Gestión en Bruselas.

En relación con la petición para retirada de productos del mercado, la ministra ha recordado que se estaba trabajando ya, antes del veto ruso, en la retirada de 10.000 toneladas de fruta de hueso, especialmente melocotones y nectarinas, por lo que “se pedirá a la Comisión la ampliación de medidas de retirada, en cuanto a volumen y sectores de frutas afectadas, con destino a entidades benéficas, de manera que se mantengan los precios en los mercados en unos términos remuneradores”.

También ha señalado que se solicitará la puesta en funcionamiento del Reglamento de promoción agroalimentaria, de forma que se adelante su entrada en vigor, prevista para 2015.

REPERCUSIONES EN LA EXPORTACIONES ESPAÑOLAS
La ministra ha afirmado que el cierre del mercado ruso afecta, en el caso de España, a un 1,8% de las exportaciones de los productos agroalimentarios y pesqueros que se envían a todo el mundo. Esto supondría en valor, según datos de 2013, un total de de 337 millones, “una cantidad que sería menor en 2014 por el cierre del mercado ruso a la carne de porcino y que, en términos relativos, no sería demasiado significativa” ha apuntado García Tejerina.

Especial repercusión, ha puntualizado la ministra, tiene el hecho de que el cierre se haya producido para el conjunto del mercado comunitario, “lo que supone exportaciones del conjunto de los Estados Miembros, por valor de 5.252 millones”. Por ello, ha subrayado, “se deberá realizar un seguimiento puntual del impacto en el mercado comunitario, y habrá que poner en marcha medidas urgentes para paliar las repercusiones en el conjunto de la Unión Europea”.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *