Crespo reitera que Andalucía es una de las grandes beneficiarias de la PAC y pide a la consejera Víboras que no siembre confusión

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha pedido a la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Elena Víboras, que no “siembre la confusión entre los agricultores con críticas carentes de fundamento a la reforma de la PAC” y ha recordado que “todas la decisiones que se están planteando para desarrollar la aplicación de la nueva PAC se derivan de los acuerdos alcanzados en Conferencia Sectorial con las comunidades autónomas”.

Crespo ha insistido, una vez más, en que los agricultores andaluces mantendrán “un nivel similar de ayudas al que venían percibiendo en el anterior periodo, equivalente a la cuarta parte del total de las ayudas que vendrán a España” y evitando “una tasa plana que apoyó el anterior Gobierno y que hubiera supuesto al menos 3.500 millones de euros de pérdidas para Andalucía”.

“La agricultura va a ser el sector de nuestra economía que más apoyo financiero recibirá de Europa en el periodo 2014/2020, lo que hay que agradecer a la buena negociación del Ministerio de Agricultura en Europa, la colaboración del sector y el acuerdo con las comunidades autónomas”, ha dicho la delegada.

A este respecto ha recordado que “la nueva PAC se va a aplicar en base a los acuerdos alcanzados en las Conferencias Sectoriales de junio de 2012, julio de 2013 y enero de 2014”, y que los aspectos sobre los que la consejera Víboras pide ahora nuevos acuerdos “fueron tratados exhaustivamente con los grupos de trabajo mantenidos con las comunidades autónomas, entre ellas Andalucía”.

Además, la delegada ha querido “negar tajantemente que el modelo de regionalización en el que ahora se trabaja vaya a suponer trasvases entre comunidades autónomas” y ha explicado que, más bien al contrario, “permitirá mantener el equilibrio entre agricultores y regiones y favorecerá la actividad productiva”.

En este sentido, ha explicado que el propósito de la nueva PAC es “apoyar a aquellos agricultores que realizan una actividad real, con un régimen de ayudas que permitirá a los pequeños agricultores mantener su nivel de financiación en los próximos 6 años pero propiciando, al mismo tiempo, que las explotaciones agrarias adquieran estructura y dimensión, de manera que sean más competitivas y generan riqueza y empleo”.

Finalmente, la delegada ha pedido al Gobierno andaluz y a la consejera de Agricultura que “sigan prestando su valiosa colaboración en los trabajos relacionados con la reforma de la PAC, tan importantes para un sector clave de la economía andaluza”, y que dejen de “usar la PAC como arma de confrontación, porque ello no beneficia a nadie y siembra una intranquilidad injustificada entre la gente del campo”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *