La adaptación de la PAC entra en su fase final

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, ha destacado como, tras las negociaciones realizadas por el Gobierno “nos encontramos al comienzo de la recta final de la aplicación de la reforma de la PAC en España, que se aplicará a partir de 2015″. Una reforma, ha subrayado, “que ha permitido asegurar una financiación de 47.000 millones de euros para nuestro sector agrario hasta 2020, lo que supone garantizar una media de casi el 30% de la renta agraria”.

Cabanas ha destacado también los logros conseguidos en al acuerdo final, “que han permitido incluir la práctica totalidad de nuestros objetivos, para dar respuesta a las necesidades de nuestra agricultura”. El secretario general ha repasado algunos aspectos de la reforma como los pagos directos a la agricultura y a la ganadería, “que constituyen el gasto principal de la PAC con casi 5.000 millones de euros anuales”, y que en la normativa nacional se desarrollarán en dos textos legislativos principales que, ha anunciado, “se prevé estén aprobados en otoño”.

Tal como ha explicado, el primer Real Decreto establecerá todos los aspectos relativos a la asignación inicial de derechos de pago básico y al funcionamiento de la reserva nacional. En el segundo texto legislativo, ha indicado Cabanas, se establecerán todos los requisitos de concesión de los nuevos pagos directos, incluido el pago básico, el pago verde o greening y el resto de pagos acoplados. Este texto, ha añadido, incluirá también los requisitos relativos a la figura del agricultor activo y a la realización de la actividad agraria.

En relación con otros aspectos como la regionalización del Pago Básico, ha recordado que se han mantenido reuniones bilaterales con todas las Comunidades, de manera que el modelo se adapte a la realidad productiva. Sus peticiones, ha señalado Cabanas, han quedado recogidas en la propuesta final, y se ha cerrado con ellas el número de regiones que habrá en cada territorio. En cuanto a la definición del agricultor activo y los requisitos ligados a la actividad agraria, ha hecho hincapié en que la percepción de ayudas exigirá el desempeño de una actividad agraria real, sin que sea posible recibir ayudas sin llevar a cabo algún tipo de actividad agrícola o ganadera.

Por otra parte, y en relación con los jóvenes agricultores, ha resaltado la posibilidad que tienen de recibir gratuitamente derechos de Pago Básico de la reserva nacional, así como un pago complementario durante 5 años al que se destinarán hasta 96 millones de euros al año, “lo que constituirá un excelente estímulo para el relevo generacional”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *