El bombeo solar fotovoltaico, alternativa firme a la electricidad para riego en cultivos

ASAJA GRANADA organizó la Jornada sobre Energías renovables en riego con la colaboración de la empresa Ingeniería y Renovables Tecnoleo SL, Caja Rural de Granada y Asegasa, buscando ofrecer soluciones al incremento de costes en las explotaciones agrarias ante la fuerte subida de la factura eléctrica y los precios del gasoil.

El bombeo solar fotovoltaico se puede considerar hoy una alternativa firme a la electricidad para el riego en cultivos, como así se demostró en la Jornada sobre Energías Renovables en Riego celebrada ayer tarde en la sede central de Caja Rural de Granada ante un numeroso público asistente, muy interesado en esta materia. El elevado coste de la energía ha puesto en riesgo la agricultura de regadío y la tecnología fotovoltaica puede ayudar a la racionalización del gasto en las explotaciones, hacerlas viables y evitar su desaparición.

Rafael Vilchez Casas, gerente de la empresa Ingeniería y Renovables Tecnoleo SL, disertó sobre las características de la energía fotovoltaica, los componentes de un generador fotovoltaico, los tipos de instalaciones que se pueden hacer dependiendo de cada necesidad: aisladas, mixtas o de apoyo a la red eléctrica, y convenció de las ventajas del bombeo solar fotovoltaico. Su principal argumento fue que se puede “reducir hasta cero” el coste de la energía en una instalación de bombeo solar directo y un 50% si se trata de una instalación mixta o de apoyo a red eléctrica y subrayó, además, que es limpia y con una materia prima gratuita “ya que en el sur de España contamos con un número elevado de horas de sol anuales”. Hizo también hincapié en que una instalación de bombeo solar se puede amortizar de forma rápida (de 2 a 5 años dependiendo del tipo de instalación), que su mantenimiento es mínimo y que su vida útil es de veinticinco años.

Se abordaron también otros aspectos de interés por parte de varios técnicos: Miguel Cobos, de Caja Rural, Antonio Casero de Asegasa, y Javier Osorio, de Asaja Granada, sobre cómo financiar las instalaciones fotovoltaicas, aseguramiento y forma de conseguir ayudas, respectivamente. Se puso en claro que se habían superado muchos de los inconvenientes que antes podían disuadir del empleo de la energía fotovoltaica, como el robo, dado que el abaratamiento de los paneles fotovoltaicos hace que ya no sea rentable su venta en el mercado negro y, además, que ya hay sistemas de alarma eficaces y seguros específicos. Con relación a las ayudas Osorio refirió que una de las opciones más importantes es a través de la convocatoria de ayudas a la modernización de instalaciones agrícolas dentro del Plan de Desarrollo Rural de Andalucía, actualmente en plazo de solicitud, hasta el 20 de junio. También habló de las posibilidades de obtenerlas a través de los Grupos de Desarrollo Rural y de la Consejería de Innovación.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *