El sector ganadero cárnico rechaza las subidas de impuestos

Las asociaciones cárnicas Anafric, Anice, Anprogapor, Aprosa, Asoprovac y Fecic han mostrado su rechazo y una “profunda preocupación” ante una nueva subida de impuestos que amenazaría seriamente la viabilidad del sector de producción e industrialización de carnes.

Estas seis organizaciones, principales representantes nacionales de la cadena de valor cárnica, han reiterado que una nueva subida de impuestos amenazará seriamente la viabilidad de las explotaciones de producción y las industrias de la carne y dificultará la recuperación económica de un sector básico para la economía española. De esta forma, las organizaciones ganadero-cárnicas rechazan la posible subida del IVA que se estudia en la anunciada reforma del sistema fiscal español, en la que muchos productos actualmente con el IVA reducido del 10% -como las carnes- pasarían a tributar con el IVA general del 21%.

El sector reitera que esta posible subida tendría “efectos desastrosos” en la industria, ya que afectaría al consumo, frenando el inicio de la incipiente recuperación económica, cuya clave es precisamente el incremento del consumo privado. Además, considera que ahondará en la diferencia ya existente entre alimentos, ya que un producto básico como las carnes se ha visto históricamente discriminado por la diferente tributación que se le ha venido aplicando frente a otros artículos de la cesta de la compra, como la leche, quesos o huevos, que tributan con el tipo superreducido del 4%. Y por otro lado, una subida del IVA podría tener consecuencias sobre la recaudación.

El sector cárnico recuerda que es la cuarta industria española en importancia económica y dimensión, con una facturación de más de 16.000 millones de euros. Además, registra una notable estabilidad en el empleo en los últimos años, pese a la situación generalizada de crisis. De esta forma, las asociaciones solicitan al Gobierno que la próxima reforma fiscal sirva de estímulo a la actividad empresarial, la creación de empleo y la generación de riqueza, estableciendo un marco fiscal más eficiente, justo y equitativo que alivie la carga fiscal de los hogares y empresas, para acelerar la recuperación del consumo y la inversión.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *