AEPLA considera insuficientes los fondos destinados por la CE para disponer de fitosanitarios para los usos menores

Está previsto que esta semana el Parlamento Europeo se reúna para votar el informe sobre ‘El futuro del sector de la horticultura en Europa: estrategias de crecimiento’, en el que, entre otros asuntos, recoge dos recomendaciones. Una, reevaluar las actuales restricciones al uso de algunos neonicotinoides, evaluando correctamente sus repercusiones económicas y medioambientales antes de otorgarle carácter ejecutivo, y dos, establecer un marco legislativo y político propicio que tenga en consideración el papel que los fitosanitarios juegan para el desarrollo de los cultivos y en especial los usos menores. En el mismo, destaca la vulnerabilidad de este tipo de cultivos, y alerta que sería lamentable llegar a un punto en el que los fabricantes no desarrollaran nuevos productos para el mercado de la UE y decidieran centrarse en mercados con una carga normativa menor.

 

Este informe llega tras la celebración en diciembre de 2013 de una conferencia organizada por el eurodiputado y presidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural (COMAGRI), Paolo de Castro, en la que representantes de toda la cadena agroalimentaria europea celebraban el compromiso de la UE de establecer una plataforma para atender la problemática de los usos menores y cultivos de especialidades (también denominados menores), y poner en marcha acciones encaminadas a hacer frente a la falta de productos que los protejan.

Fruto de este compromiso, el pasado 24 de febrero la Comisión Europea publicaba, con más de dos años de retraso, un estudio en el que propone la creación de un fondo de 350.000 euros destinado a cubrir las necesidades que surjan de esta falta de soluciones y garantizar así la viabilidad de estos cultivos. Entre ellos, verduras y frutas, cereales (incluido el arroz), semillas, flores vivas, y todas aquellas plantas que requieren para su protección de productos fitosanitarios específicos durante su cultivo, almacenamiento o transporte.

‘Desde AEPLA, la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas, valoramos positivamente cualquier iniciativa que vaya encaminada a atender los problemas de estos cultivos, que en conjunto representan un mercado estimado de 70.000 millones de € por año, lo que equivale al 22% del valor de producción del sector agrícola en la UE. Sin embargo, entendemos que este fondo es insuficiente si se tiene en cuenta que las pérdidas estimadas rondan los 1.000 millones de euros y el coste para registrar un sólo cultivo menor está por encima de los 200.000 euros’, ha señalado Carlos Palomar, director general de AEPLA, quien añadió: ‘Desde nuestro punto de vista, debería insistirse en la simplificación y armonización de requisitos para registrar estos productos destinados a proteger los cultivos de especialización, tal y como hemos planteado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, conjuntamente con FEPEX, la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas’.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *