Casero, 25 días de huelga de hambre

El histórico sindicalista agrario sevillano y presidente de la Asociación Valor Ecológico (Ecovalia), Francisco Casero, puso fin el sábado  a la huelga de hambre que comenzó el pasado 12 de febrero por el abandono del medio rural, aunque no descarta volver a llevar a cabo esta medida de protesta.

 

Casero ha dado por concluida la huelga de hambre este mediodía en el Museo de la Almendra Francisco Morales de Zamoranos, en Priego de Córdoba, aunque no descarta reanudar la protesta “si continúan la falta de sentido común, las desigualdades y la excesiva burocracia que entorpece los proyectos y la vida de los ciudadanos”. El histórico sindicalista ha dicho que el “zamarreo” que ha provocado esta huelga en distintos ámbitos le hace albergar la “esperanza” de que se produzca un cambio para “un mejor futuro de nuestros nietos, que es por los que he hecho esto”, ha explicado.

Casero ha estado arropado en el acto celebrado en Priego de Córdoba por unas cuatrocientas personas procedentes de toda Andalucía y de Castilla La Mancha, entre los que se encontraban agricultores y ganaderos, empresarios del sector ecológico y representantes del mundo universitario, entre ellos el rector de la Universidad de Jaén, Manuel Parras, y el director de la Cátedra de Ganadería Extensiva de la Universidad de Córdoba, Clemente Mata.

Durante la huelga de hambre ha protagonizado 49 actividades y ha recorrido las ocho provincias andaluzas, además de Ciudad Real y Albacete para dar a conocer sus reivindicaciones, como que se reduzca la burocracia, al tiempo que ha denunciado la “falta de oportunidades” para los jóvenes.

Decepcionado por la Política Agraria Común y la obsesión de España y Andalucía por mantener las ayudas “sin explorar la comercialización“, Casero ha criticado el “olvido” al que ha sido sometido el sector de la producción ecológica, pese a que genera un un 30 por ciento más de empleo y valor añadido. “Por qué no hay un compromiso con la agricultura y ganadería ecológica”, se ha preguntado Casero, que ha lamentado que los pueblos de la Andalucía interior han perdido población entre los años 2008 y 2013.

“Se ha creado una sociedad sin decisiones colectivas, sin participación, donde no se genera ilusión ni motivación”, ha denunciado el dirigente socialista tras advertir de que en los años 70 y 80 había una “clase política fuerte” porque la sociedad civil también lo era. Ha asegurado que durante los últimos veinticinco días ha visto a ganaderos “llorando de impotencia” porque pierden más tiempo “en los papeles que en su propia actividad”.

Hoy es un día de encuentro por la honestidad, por el compromiso, contra la corrupción, para la cual tenemos que hablar de transparencia”, ha clamado antes de reclamar a las administraciones que “sirvan a los empresarios y a las empresas, que son los que podrán dar respuesta a la situación de paro tan grave que vivimos”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *