Cañete dice que no ha habido pérdida en los fondos de desarrollo rural

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, manifestó que es “rigurosamente falso” que el campo vaya a dejar de recibir del Estado 2.000 millones de euros para el desarrollo rural, tal y como han argumentado algunos partidos políticos.

 

Arias Cañete ha respondido así, en el Senado, a una interpelación del senador Francisco Boya (de Entesa pel Progrés de Cataluña) sobre las medidas concretas que piensa aplicar el Gobierno ante los retos de la competitividad económica en el campo. El titular de Agricultura ha salido el paso de las críticas de Boya (PSC) y de organizaciones que han señalado que habrá una reducción de 2.000 millones en la aportación del Estado al desarrollo rural.

Ha criticado que “alguna organización agraria en campaña electoral” y algunos partidos estén trasladando la imagen negativa del sector agroalimentario español, una imagen “falsa” ya que este segmento económico ha hecho frente a la crisis “mucho mejor que los demás”. “Sé que estamos cerca de elecciones, pero no hay que engañar a los agricultores”, según el ministro, quien ha recalcado que en Jaén hay “sindicatos” que “mienten como bellacos” cuando dicen que los olivareros “van a perder dinero”.

Respecto a los fondos de la Política Agrícola Común (PAC), que para España ascenderán a 47.000 millones de euros en los próximos siete años, ha valorado que ningún otro sector reciba ese tipo de apoyos. Ha recordado que al principio de la negociación sobre esta política “parecía que íbamos a perder hasta la camiseta”. Por otro lado, según ha apuntado, ultima un plan para la diversificación en el medio rural y otro para reactivar el sector forestal, que podría presentar la próxima semana.

En cualquier caso, según Arias Cañete, la debilidad del campo español es “su escasa dimensión empresarial y la atomización de la oferta”, pero no las políticas de desarrollo rural” que, además, ejecutan las Comunidades Autónomas. “El problema del campo es que el agricultor tenga una cuenta positiva, pueda comprar tractores e invertir en nuevas tecnologías”. Boya se ha referido al envejecimiento de la población rural, y en este punto Arias Cañete ha afirmado que habrá 592 millones de euros en ayudas directas que contribuirán a que los jóvenes se queden en el sector de la agricultura.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *