España pide a la UE que incluya el aceite de oliva en el reparto de alimentos gratuitos

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha pedido este lunes a la Comisión Europea que incluya el aceite de oliva y las aceitunas de mesa en el programa europeos de reparto gratuito de frutas y hortalizas, una iniciativa para la que la UE repartirá 150 millones de euros anuales entre los Estados miembros interesados durante el periodo 2014-2020.

 

En su propuesta inicial, el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, contempla que el aceite de oliva sea uno de los productos que los Estados miembros decidan incluir en la lista de aquellos cuyos beneficios para la salud se expliquen a los niños en campañas “educativas”, pero no que se le asigne fondos específicos para su distribución en las escuelas. Una posibilidad que para España resulta insuficiente.

“Tenemos que trasladar la necesidad de que junto con los productos tradicionales (frutas, hortalizas, plátano y lácteo) se incluyan también el aceite de oliva y la aceituna de mesa”, ha adelantado el ministro a la prensa en Bruselas, a su llegada a la reunión de ministros europeos del ramo. Los 28 han debatido por primera vez la propuesta de la Comisión Europea para unir en un solo programa dos iniciativas ya existentes: el reparto gratuito de frutas y verduras en las escuelas y otro equivalente para lácteos. El primero estará dotado con 150 millones de euros anuales en los próximos siete años y el segundo, con 80 millones de euros.

El objetivo de estos dos programas, que ya se aplican desde hace varios años, es concienciar a los más pequeños sobre la importancia de una dieta saludable y equilibrada y contribuir con ello a combatir la obesidad infantil. Entre las novedades, Bruselas apuesta por dar a los Estados miembros mayor flexibilidad para que puedan transferir parte de los fondos que se les asigne de un programa a otro, al tiempo que plantea cambios para aliviar la carga burocrática. Solo por el programa de frutas y verduras, España recibió 4,5 millones de euros de las arcas comunitarias el pasado año.

Con su exposición en el debate, Arias Cañete ha querido subrayar ante sus colegas europeos y el comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, que tanto el aceite de oliva como la aceituna de mesa son “elementos clave” de la dieta mediterránea, por lo que deben estar presentes en este tipo de programas, no solo en su vertiente informativa, sino también “a efectos de distribución”. “Para España es una verdadera prioridad” que tanto el aceite de oliva como las aceitunas de mesa formen parte del programa sin que se “limite” su distribución, y ha subrayado que la Unión Europea no debe descuidar estas producciones, de las que es líder mundial.

El ministro español también ha lamentado que se excluyan las frutas y verduras transformadas porque ello deja fuera del programa opciones como los zumos de fruta, fáciles de consumir para los niños. El comisario, por su parte, ha explicado que la limitación de productos en su propuesta se basa en los hábitos de consumo de los europeos, con el objetivo de “simplificar” la aplicación del programa, “sin afectar a su calidad”. “Son los productos que más se distribuyen y los que hemos visto con estudios de impacto que tienen tendencia a la baja en las pautas de consumo”, ha resumido Ciolos.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *