23 empresas de Almería donan casi 3,4 millones de kilos de frutas y hortalizas a la organización Banco de Alimentos

Con datos actualizados hasta mediados de diciembre, 23 Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) de Almería han donado 3,38 millones de kilos de frutas y hortalizas a la fundación Banco de Alimentos de varias Comunidades Autónomas de España, frutas y hortalizas almerienses que han sido distribuidas entre cientos de miles de personas con dificultades económicas.

 

Esta entrega se ha realizado dentro del programa de distribución gratuita de productos hortofrutícolas que llevan a cabo las OPFH de Almería que han suscrito acuerdos de distribución gratuita con Bancos de Alimentos de más de veinte provincias españolas.

Las cooperativas y sociedades agrarias de transformación almerienses que han realizado operaciones de retirada de producto para su distribuición gratuita son Primaflor, Casi, Coprohníjar, Casur, Agrieco, Vicasol, Cohorsán, Murgiverde, Cabasc, Ferva, Costa de Níjar, Hortichuelas, Ejidomar, Parque Natural, Inver, Hortasol, Albentillas, Cítricos del Andarax SAT, Parafruits, San Isidro Labrador, Almerifresh, Costaejido y Nature Choice.

En cuanto a los productos que se han repartido, destacan el tomate, con 1,3 millones de kilos (el 39,38%); el melón, 583.000 kilos (17,22%); el pimiento, 510.271 kilos (15%); la sandía, 312.392 kilos (9,22%); la berenjena, 268.276 kilos (7,9%); y el pepino, 220.935 kilos (6,52%). También se han donado casi 75.000 kilos de calabacín, 56.000 kilos de naranjas y 28.000 de lechugas. Las frutas y hortalizas, que se entregan envasados, son de calidad ‘segunda’ o ‘superior’.

Por Comunidades, las frutas y hortalizas almerienses se han enviado a Banco de Alimentos de Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña, Aragón, Galicia, País Vasco, Castilla y León, y Extremadura.

Por la entrega de estos productos a instituciones benéficas, las OPFH reciben una compensación económica en función del volumen (financiada al 100% con fondos europeos), así como una subvención por los gastos de manipulado, envasado y transporte. En cambio, en situaciones de gestión de crisis, cuando los productos son destruidos, las Organizaciones de Productores tienen que financiar el 50% del coste.

Crisis de precios

Por su participación en este programa de distribución gratuita de productos, las empresas almerienses han recibido este año más 3,7 millones de euros de ayudas procedentes de fondos europeos, cantidad que corresponde a la ayuda por la retirada de las frutas y hortalizas (casi 900.000 euros), a la selección y envasado del producto (673.000 euros) y al transporte del producto (2,2 millones de euros). Asimismo, por la biodegradación de tomate, de 2 millones de kilos de tomate, las empresas han recibido 379.201 euros.

La distribución gratuita de frutas y verduras forma parte de las medidas de gestión de crisis a las que las OPFH pueden acogerse -siempre que así lo contemplen sus Programas Operativos-, en momentos de caída de precios o crisis agroalimentarias.

La medida consiste en la retirada del mercado de una parte de los productos por parte de las empresas, con el fin de reducir la oferta e intentar que se recuperen los precios. Estos productos, en perfecto estado para el consumo humano, en lugar de ser destruidos, son distribuidos de forma gratuita en instituciones benéficas, que a su vez los entregan a personas necesitadas. La Consejería, además del control de la calidad y la cantidad de los productos que se entregan, es la encargada de promocionar la operación entre las empresas hortofrutícolas y las instituciones benéficas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *