Suben un 23% los costes en la producción agraria durante los últimos cuatro años

La Unión de Pequeños Agricultores, como viene siendo habitual en estas fechas, hizo balance del año en el sector agrícola y ganadero, detallando en un informe las cifras económicas que, desde su perspectiva, «hacen que la actividad agraria de un paso atrás en esta crisis económica».

En el documento elaborado destaca el incremento de los costes de producción, que en general aumentaron un 23,41%, sumadas las tendencias de los últimos cuatro años, es decir desde 2009. El mayor gasto afrontado por agricultores y ganaderos unido a «los abusos del mercado y la falta de apoyo público impidieron la recuperación del sector primario en 2013», comentó Francisca Iglesias, secretaria general de UPA-Almería.

Dentro de los distintos bienes y servicios que utilizan los profesionales agrarios para mantener a flote su actividad, la organización agraria estima que en los últimos cuatro años se produjeron descensos de valor en gastos veterinarios, un 7%; y en el coste de servicios de intermediación financiera, un 41%. Además, aunque advierte de que el precio del pienso descendió en el último tramo del año, «la bajada de las materias primas ha tardado cuatro meses en trasladarse en su totalidad al precio de los piensos». Francisca Iglesias explicó, sobre el resto de gastos que, «destacó, especialmente, el incremento del coste de la energía eléctrica, que tanto a los regadíos como a las explotaciones ganaderas está llevando a una situación realmente preocupante y está lastrando la recuperación de los beneficios». Además, «los fertilizantes y el gasóleo se mantuvieron en un nivel de precios elevado», añadió.

Las mayores subidas, según los datos de la organización agraria, se refieren al grupo de fertilizantes y enmiendas, cuyo valor subió en los últimos cuatro años por encima del 55%; la energía y lubricantes, que aumentaron en más de un 45%; y los piensos que lo hicieron un 30,2%.

En el análisis de costes que realizó la unión de Pequeños Agricultores se estima en un 14,5% la subida del valor de los servicios agrícolas; un 5,4% el precio de semillas y plantones; y un 2,8% el coste de los productos fitosanitarios».

La secretaria general de UPA-Almería asegura que «con estos datos es imposible que el productor pueda recuperar inversiones. Los rendimientos medios obtenidos en la actividad agraria cada vez son menores debido, principalmente, a este aumento de los costes de producción de los últimos años, y la presión que ejercen los mercados y cadenas de distribución en el descenso de los precios en origen».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *