El Ejido insta a la Junta a la limpieza urgente de una decena de ramblas y cauces para evitar más catástrofes

El Ayuntamiento de El Ejido ha instado a la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a la limpieza y adecuación urgente de una decena de ramblas y cauces del municipio en los que se han detectado 27 puntos de alto riesgo y que en la actualidad se encuentran en una situación de falta de mantenimiento y total abandono.

 

La intención no es otra que la de evitar nuevas catástrofes en caso de fuertes lluvias y precipitaciones como la tormenta de lluvia y granizo que descargó el pasado día 20 de noviembre en el municipio de El Ejido y que ocasionó importantes daños en numerosas explotaciones agrarias, así como en infraestructuras viarias.

El concejal de Agricultura y Medio Ambiente en el Consistorio, Manuel Gómez Galera, ha señalado la importancia de mantener en buenas condiciones esos puntos detectados como de alto riesgo, “puesto que actualmente existe la amenaza de que ante un nuevo episodio pluviométrico, incluso de menor importancia, todas estas infraestructuras, al encontrarse inutilizadas para sus funciones que no son otras que las de permitir que las aguas corran hacia cotas inferiores sin producir daños, no puedan evacuar el agua necesaria, lo que se traduciría en otra nueva catástrofe”.

Sólo en tramos de suelo calificado como no urbanizable entre los cauces afectados por las últimas lluvias se encuentran el Barranco Andrés Pérez, Rambla Águilas Bajas, Rambla de La Sardina, Rambla de Los Lobos, Rambla del Capitán y Rambla del Toyo, si bien donde esta problemática es más acusada es en la Rambla de La Maleza, seguida del Arroyo de la Cueva de la Sal y la Rambla del Águila, “siendo en todos los casos necesaria una actuación inmediata para no tener que lamentar, en caso de lluvias intensas, daños similares a los que se han producido, en donde, además, ha habido invasiones en diferentes tramos de estas ramblas y cauces provocadas por el arrastre de piedras y tierra, acompañadas de residuos en la mayoría de las ocasiones y, en la gran mayoría de los casos, en intersecciones con caminos y carreteras muy transitadas”, ha explicado el edil.

De la misma manera, las últimas lluvias provocaron también la erosión de taludes del viario rural, así como la pérdida de material por arrastre de los mismos, habiendo, asimismo, redes de riego que han quedado desenterradas por pérdida de áridos en su soterramiento, obstrucciones por arrastres de diversa consideración calificables como graves en muchos casos, tanto en pasos de agua, aliviaderos o encauzamientos, entre otros puntos. Finalmente, también se han detectado taponamientos en desagües del viario rural, principalmente porque también se han producido en vías tan importantes como la autovía, o cegamientos de entradas en colectores por decantación de lodos y limos en general.

Dada esta situación, desde el gobierno municipal se insta al gobierno regional a que proceda a ejecutar los trabajos necesarios para garantizar la seguridad de estos cauces, así como para mantenerlos en un óptimo estado de conservación.

Entre las actuaciones necesarias y ante la existencia, en algunos casos, de obras con falta de policía hidráulica, desde el Ayuntamiento se solicita el drenaje de los cauces en general, la limpieza de los mismos, tanto de residuos como de materiales de todo tipo, el desbroce de la vegetación y, en definitiva, un mayor mantenimiento y vigilancia “como aspectos particularmente importantes para un municipio como El Ejido, en donde por ser una zona endorreica, es decir, sin que sus ramblas salgan al mar a excepción de la Rambla del Loco, las aguas van confluyendo hacia las cotas más bajas”, ha indicado Gómez Galera.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *