Los empleados de Canalex inician una huelga indefinida esperando que Cantón abone las nóminas atrasadas

Un centenar de empleados en el almacén de frutas y hortalizas de Canalex iniciaban esta mañana una huelga indefinida que se prolongará, si no se llega a ningún acuerdo, hasta que se abone la deuda que la empresa mantiene con el colectivo. Los trabajadores llegan así a un punto sin retorno después de haber dado “muchas oportunidades a la empresa para que hiciera efectivo el pago de las nóminas atrasadas”, afirmó Juan Sola, secretario general de Fitag-UGT.

 

Los empleados han protagonizado una protesta frente a las instalaciones de Canalex exigiendo el dinero que se les debe. Muchos de ellos, explicó Juan Sola, “se encuentran en situaciones complicadas, en las que han estado a punto del desahucio por no poder hacer frente al pago de la hipoteca”.

A lo largo de la mañana, Juan Cantón, gerente de Canalex, recibiría a los representantes de los trabajadores para tratar de llegar a un acuerdo y dar por finalizada la huelga. No obstante, Sola trasladaba la propuesta que Cantón había adelantado al sindicato, que consitía en el pago de las nóminas a partir de ahora, e ir saldando, poco a poco, la deuda acumulada. Esta salida no ha sido vista con buenos ojos por los empleados, y pedían a los representantes sindicales que Cantón saliese y se lo comunicase personalmente. 

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *