El Ejido trabaja para coordinar y arbitrar medidas precisas, ágiles y suficientes que palien los daños ocasionados por la lluvia y el granizo

El Ayuntamiento de El Ejido trabaja intensamente para coordinar con el Gobierno central y la Junta de Andalucía la puesta en marcha de medidas concretas, que sean ágiles y suficientes para poder paliar de manera efectiva los graves daños y destrozos ocasionados en numerosas explotaciones agrarias por la tormenta de lluvia y granizo que ayer descargó sobre el municipio y que ha afectado a la forma de vida de alrededor de 500 familias ejidenses.

 

En la comparecencia ofrecida por el alcalde Francisco Góngora han estado también presentes la Administración central y autonómica, representantes de las organizaciones agrarias Coag, Asaja y Upa y de la entidad financiera Cajamar.

En esta primera reunión se ha puesto de manifiesto la necesidad de que se realice una evaluación lo más precisa posible de los daños ocasionados así como que se habiliten medidas concretas de apoyo a todos y cada uno de los afectados. “Es importante que sean medidas claras y suficientes porque lo que quieren ahora estas familias es levantarse del mazazo que han recibido porque lo necesitan para poder sobrevivir”, ha señalado el alcalde.
En este sentido, el primer edil también se ha referido a la necesidad de que se pongan en marcha medidas económicas específicas y, en esta línea ha señalado que se han puesto sobre la mesa líneas de trabajo muy claras como la activación del Decreto para la modernización express, del Fondo de Solidaridad Europeo para catástrofes naturales o de las ayudas Mínimis.

Del mismo modo, y en lo relativo a las medidas de apoyo económico se ha pedido a todas las entidades financieras “que sean especialmente sensibles ante esta desgracia y que tengan en cuenta que tendrán que refinanciar los plazos de las operaciones que tienen ahora mismo estas familias en marcha, tanto pólizas como préstamos”, ha pedido el alcalde, al tiempo que ha apuntado que “se tendrán que arbitrar nuevas operaciones de refinanciación y de crédito en los que se reconsideren los tipos de interés, periodos de carencia, plazos, etc”.

El alcalde ha anunciado, asimismo, que desde el Ayuntamiento se estudiará la posibilidad de eximir y aplazar del pago del IBI rústico a todas explotaciones afectadas y, por parte de las organizaciones agrarias, se han solicitado, tanto al Gobierno central como a la Junta de Andalucía, ayudas para la contratación de pólizas de seguros, de manera que sean subvencionadas o apoyadas económicamente para que no resulten tan costosas para el agricultor.

Igualmente, Góngora ha resaltado como punto de vital importancia la necesidad de que se trabaje para acondicionar las infraestructuras, especialmente cauces, ramblas, caminos y vías públicas del municipio, “que si ya de por sí presentaban un estado deficiente, ahora se encuentran en una situación bastante precaria y lo que ha ocurrido podría volver a pasar en cualquier momento”.

En concreto, desde el Consistorio se van a solicitar ayudas para reparar los 150 kilómetros de caminos rurales, tanto de tierra como de asfalto, que se han visto dañados por la tormenta de lluvia y granizo, mientras se ha insistido en que el reparto de ayudas en este sentido sea en adelante proporcional al número de explotaciones y de vías agrarias.

Góngora, que ha señalado que se está trabajando intensamente para agilizar al máximo una evaluación lo más precisa posible de los daños, ha puesto el acento en que la reunión de hoy no puede quedar sólo en una declaración de intenciones y, en este sentido ha señalado que a requerimiento del Consistorio ejidense las tres administraciones volverán a sentarse en unos días para concretar soluciones que de forma rápida y efectiva ayuden a los agricultores afectados a recuperar su capacidad productiva.

Con esta finalidad de agilizar al máximo toda la tramitación para los afectados, el Ayuntamiento de El Ejido ha habilitado una oficina técnica para la declaración de daños que permanecerá abierta mañana y tarde, en horario de 8 de la mañana a 3 de la tarde y de las 4.30 a 7.30 de la tarde.

Góngora no ha querido cuantificar de momento el valor económico de las pérdidas, si bien ha reiterado que “lo que más nos trastorna y lo que más daño nos ha hecho ha sido la pérdida de explotaciones y de cultivo”.

A pesar de que aún ha transcurrido poco tiempo desde los incidentes, según las estimaciones realizadas hasta el momento por los técnicos municipales en total hay unas 150 hectáreas afectadas en las que el granizo ha derribado por completo las estructuras habiéndose contabilizado por ahora otras 85 hectáreas más con daños de diversa consideración. “En este caso es más difícil valorar los daños por inundaciones, por lo que, desgraciadamente, este dato se verá incrementado significativamente a medida que se detallen los informes de daños”.

Las zonas más afectadas han sido la parte norte de Santa María del Águila, la zona de La Maleza, el Polígono de La Redonda y Las Norias de Daza, así como el entorno de la Balsa del Sapo, en donde se concentra el mayor número de fincas y parcelas inundadas, estructuras agrícolas en el suelo, naves industriales anegadas y caminos cortados por el agua.

El alcalde ejidense ha vuelto a visitar las zonas más dañadas para realizar una valoración más exhaustiva de los daños ocasionados por la tormenta, que en poco espacio de tiempo anegó calles, inundó varios sótanos y viviendas y, especialmente, provocó cuantiosos y graves daños en numerosas superficies invernadas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *