Arias Cañete: “El sector agroalimentario español está siendo ya uno de los pilares de la recuperación”

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado que “el sector agroalimentario español es uno de los grandes activos de nuestro país y está siendo ya uno de los pilares de la recuperación”.

 

Miguel Arias Cañete ha inaugurado hoy en Málaga la Jornada sobre directivos de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE) que, bajo el lema “El valor del directivo”, aborda cómo orientar la gestión empresarial hacia el crecimiento y la generación de empleo.

En su intervención, Arias Cañete se ha centrado en la importante contribución del sector agroalimentario al proceso de recuperación económica de España. Así, en todas sus fases, este sector es responsable del 8,3% del PIB nacional, “muy por delante de sectores de peso, como el del automóvil, y muy cerca de la contribución del sector turístico”, ha aclarado. Además, da empleo a un total de 2,4 millones de personas.

En el exterior, ha añadido, el sector sitúa en los mercados internacionales el 25% de la producción agroalimentaria, “haciendo de España el octavo exportador mundial de estos productos y el cuarto de la Unión Europea”. En concreto, en 2012 se alcanzaron los 36.107 millones de euros, un 9% más que en 2011, situación que mejora en los ocho primeros meses de 2013, donde el valor de las exportaciones alcanza los 25.023 millones de euros, un 4,15% más que en 2012.

Arias Cañete ha precisado que los datos del conjunto de la cadena alimentaria, desde los medios de producción hasta el consumo, “reflejan que hemos emprendido la senda de la recuperación”. Para el ministro, la evolución del sector manifiesta que “tenemos capacidad para competir con productos y elaboraciones de indudable calidad”

Futuro del sector

Por otra parte, Arias Cañete ha explicado que la calidad de la gastronomía española, los cambios que se están produciendo en el mundo en relación con los modelos alimenticios, y las previsiones de aumento demográfico, “predicen un porvenir espléndido para nuestro sector agroalimentario, dentro y fuera de Europa, siempre que seamos capaces de afianzarnos en la apuesta por la calidad”.

Para garantizar este futuro, el ministro se ha referido a la necesidad de dotar de estabilidad al sector en cuanto a los apoyos que reciben las explotaciones agrarias en el marco de la Política Agrícola Común y, al mismo tiempo, de mejorar su capacidad de competir en los mercados nacional e internacional.

De esta forma, Arias Cañete ha recordado que este Gobierno ha conseguido adaptar las condiciones previstas en la reforma de la PAC a la peculiar diversidad productiva de España. Así, las explotaciones agrarias seguirán percibiendo apoyo a sus rentas muy similares a los actuales, es decir, cercanos a los 47.000 millones de euros en el periodo 2014.2020. En este sentido, el ministro ha recordado que las ayudas europeas representan, como media, un 30% de la renta de las explotaciones.

En opinión del ministro, se trata de que el otro 70% de las rentas, que proviene de los mercados, crezca cada vez más. Por eso, “el Ministerio ha puesto en marcha actuaciones que permitan al sector ganar en dimensión y mejorar su competitividad en el mercado global”, con el objetivo de hacerlo menos dependiente de los apoyos comunitarios.

Entre esas medidas, Arias Cañete ha mencionado la Ley para el fomento de la integración de cooperativas y otras entidades asociativas agroalimentarias, y la Ley de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria. En opinión del ministro, con la entrada en vigor de estas normas, “el sector agroalimentario español dispondrá de medios necesarios para ser más competitivo”.

Innovación

No obstante, el titular de Agricultura considera que el sector necesita también, para ser competitivo, “producir distinto y más, con menos”. Para ello, el sector requiere disponer de un sistema de innovación de productos, procesos y organización, que permitan adaptarse a la evolución de los mercados con garantía de permanencia.

El ministro ha asegurado que su Departamento es consciente de esta necesidad y trabaja en esa línea mediante la creación de grupos operativos formados por la comunidad científica, agricultores y empresas agroalimentarias. Todo ello, ha añadido, “apoyándonos en la iniciativa de la Unión Europea para promover la investigación, la innovación y la transferencia de tecnología en el sector agroalimentario, con una dotación económica cercana a los 4.500 millones de euros para el periodo 2014-2020”.

Además, para lograr implicar al conjunto del sector en el sistema I+D+i, se está impulsando el Programa para la Innovación en el Sector Agroalimentario, “haciendo un uso eficiente de los recursos financieros que la Unión Europea va a poner a disposición del sector”.

Asimismo, Arias Cañete considera necesario que los productos españoles se afiancen en mayor medida más allá de los mercados de la Unión Europea. “En este sentido, hemos puesto en marcha las Líneas Estratégicas para la Internacionalización del Sector Agroalimentario, con las que queremos aumentar la cantidad, variedad y valor de nuestras exportaciones, así como ampliar los países de destino”.

Por último, el ministro se ha referido a la formación de personal directivo, “fundamental para desplegar todo el potencial del sector”. A ello contribuye de manera decisiva el Programa de Alta Formación para Gestores de Empresas de la Cadena Alimentaria, que este año celebra su séptima edición, dedicada a cooperativas y entidades asociativas, así como a los subsectores de la Agricultura ecológica y el Vino.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *