Asaja valora la defensa que los representantes españoles han realizado de los intereses del sector hortícola

Casablanca ha sido de nuevo sede de un encuentro del Comité Mixto Hispano Marroquí celebrado esta mañana y que ha contado con representantes institucionales como los Ministros de Agricultura de ambos países y con representantes del sector productor y exportador.

La Delegación de ASAJA (compuesta por Cristóbal Aguado, vicepresidente de ASAJA, Francisco Vargas, Presidente de ASAJA-Almería, Benjamín Fauli, técnico de ASAJA-Málaga y Genaro Aviño de ASAJA-Valencia) destaca la defensa que los representantes españoles han realizado de los intereses de los productores hortícolas tanto en el grupo de trabajo del tomate celebrado ayer y donde se analizó la situación del sector como en el Comité Mixto celebrado esta mañana.

En estos encuentros se ha solicitado el estricto cumplimiento del acuerdo comercial en vigor entre la UE y Marruecos y en la necesidad de que los envíos de tomate procedentes de este país se efectúen de una forma ordenada y planificada, para evitar el hundimiento del mercado europeo favoreciendo a los especuladores y perjudicando a los productores de ambas orillas. “La entrada masiva de producto concentrada en unos días o semanas ocasiona un serio perjuicio al sector productor ya que se distorsiona el funcionamiento del mercado, siendo posteriormente muy complicado conseguir recuperar las pérdidas”, apuntaba Francisco Vargas, Presidente de ASAJA-Almería y responsable estatal de hortalizas. Es más, ASAJA ha solicitado a los representantes marroquíes que en el inicio de campaña reduzcan sus exportaciones al máximo para evitar el hundimiento del mercado del tomate, ya que si se llevan a cabo prácticas similares a las realizadas en campañas anteriores la recuperación de la renta de los agricultores será muy difícil de conseguir, tal y como ocurrió en el mes de noviembre del año pasado.

También sobre la mesa ha estado la importancia del cumplimiento de los contigentes y de ese reparto “racional” de los envíos a los mercados europeos no concentrando las exportaciones en un único lugar (mercado de St. Charles en Francia), lo cual es básico para la estabilidad del sector español ya que esta concentración favorece como se ha dicho anteriormente a los intereses de especuladores, rompiendo los mercados y la oferta-demanda de productos. Además esto favorece que el precio comunitario del tomate se hunda tardando un período largo de tiempo en recuperarse, porque además la acción reiterada de los envíos a este único lugar provoca “picos de sierra” con cotizaciones muy por debajo incluso de los precios de entrada, lo cual conlleva un incumplimiento del acuerdo.

Francisco Vargas presente en ambos encuentros ha reclamado en el día de hoy, ante la presencia de ambos Ministros, que se cuide el mercado europeo cada vez más atomizado y donde la crisis en muchos países está derivando en un descenso del consumo, por ello se ha dirigido a productores y exportadores marroquíes indicándoles que el no cumplir con las reglas establecidas no sólo acarreará problemas a los productores españoles sino también a los marroquíes y ha reiterado la necesidad de un diálogo transparente para evitar el oportunismo de aquellos que viven de la especulación y de hundir los mercados. Asimismo ha mostrado su preocupación por el incremento de las exportaciones marroquíes de calabacín, guisante, pimiento o pepino que también contribuyen a desestabilizar el mercado y a dañar la renta de los productores.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *