La Junta resalta el papel de los ingenieros técnicos agrícolas en el desarrollo de la horticultura de Al-mería

José Manuel Ortiz, delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, ha puesto de relieve el papel “esencial” que han desarrollado y que seguirán desarrollando los ingenieros técnicos agrícolas en el desarrollo de la horticultura de Almería. Así lo ha manifestado el representante de la Junta de Andalucía en el acto de inauguración de la jornada técnica organizada por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Almería, sobre el ‘Nuevo marco del ingeniero técnico agrícola como asesor de cultivos agrícolas en el siglo XXI’.

 

“Ya sea en las empresas de comercialización, de suministros, de semillas o en la Administración, estos profesionales desempeñan una labor determinante para el desarrollo de nuestro campo y a calidad de las frutas y hortalizas, desarrollo que no se podría entender si su participación”, ha manifestado José Manuel Ortiz.

El representante de la Junta ha felicitado al Colegio de ITA por la organización de la jornada en un momento en el que se plantea el nuevo marco del Ingeniero Técnico Agrícola como asesor de cultivos hortícolas, en el que la nueva legislación del uso sostenible de los productos fitosanitarios es un paso más en la linea de la mejora de la calidad y la protección de los consumidores. “Por ello es importante analizar qué influencia tiene la nueva normativa en la profesión del Ingeniero Técnico Agrícola, desarrollar los procedimientos para cumplir dicha normativa y sus efectos en el día a día de las explotaciones agrícolas, pero teniendo en cuenta que no supongan una complicación excesiva y añadida para nuestros agricultores”, ha resaltado el delegado de la Consejería, quien ha insistido en que incrementar la seguridad de los productos no tiene por qué llevar aparejado siempre un incremento de los gastos, “ya que como se ha visto, la generaliza-ción del control biológico para luchar contra las plagas y enfermedades de las plantas supone una considerable reducción de los tratamientos con productos fitosanitarios, y por tanto, un ahorro para el agricultor en los gastos de campaña, y sobre todo, atiende a los gustos de unos consumidores cada vez más exigentes con la calidad y la seguridad de los alimentos”.

En la jornada, en la que participaron representantes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, de la la Estación Experimental de Cajamar, de la asociación Aepla y de Sigfito, técnicos del Servicio de Agricultura y del Instituto de Investigación y Formación (Ifapa), de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, expusieron sendas ponencias sobre el registro oficial de productores y operadores de medios de defensa fitosanitarios, así como de la maquinaria de tratamientos fitosanitarios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *