Koppert registra un nuevo enemigo natural del pulgón y lo incorpora al protocolo de control biológico en pimiento

Koppert es consciente de los desafíos a los que debe enfrentarse la producción intensiva en invernadero, que durante los últimos años ha sufrido las consecuencias de un notable incremento en las poblaciones de pulgón. En su afán de actualizar de forma permanente las técnicas de control biológico de plagas, según la incidencia de las mismas y las necesidades reales del productor, Koppert ha registrado APHIPAR-M ® (Aphidius matricariae), una avispa parásita de probada eficacia contra varias especies de pulgón (Aphis gossypii y Mizus persicae).

 

La incorporación del nuevo auxiliar a los protocolos de control biológico en pimiento es fruto de un ambicioso programa de investigación desarrollado conjuntamente por Koppert y el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (IMIDA), perteneciente a la Consejería de Agricultura de la Región de Murcia. Durante los últimos siete años, APHIPAR-M ® se ha sometido a numerosos y exigentes ensayos en campo, con condiciones reales de cultivo. Finalmente, las pruebas no han dejado lugar a dudas sobre la alta eficacia de Aphidius matricariae en el control de varias especies de pulgón, especialmente con altas temperaturas.

Soluciones “limpias”, fruto de la innovación

Con su alta capacidad de innovación, Koppert demuestra una vez más su liderazgo global en investigación aplicada al control “limpio” de plagas. El descubrimiento y puesta en valor de Aphidius matricariae viene a completar una estrategia de control de pulgón diseñada por Koppert y que, hasta la fecha, ha generado resultados muy positivos, que se traducen en una importante disminución de la plaga, así como de los daños directos que provoca (Negrilla) e indirectos (Virus). En concreto, han destacado los resultados obtenidos en la lucha contra el virus de las venas amarillas del pimiento (PeVYV), que apareció la pasada campaña con especial virulencia.

A partir de ahora, Aphidius matricariae (APHIPAR-M ®), es una de las herramientas a las que los expertos asesores técnicos de Koppert pueden recurrir al planificar la estrategia de control de pulgón en cada finca. APHIPAR-M ® se combina con diferentes soluciones preventivas. De un lado, se realizan sueltas inoculativas preventivas de avispas parásitas (Aphidius matricariae (APHIPAR-M), Aphelinus abdominalis (APHILIN), Aphidius colemani (APHIPAR)) o depredadores (Aphidoletes aphidimyza (APHIDEND), Adalia bipunctata (ADALIA). De otro lado se incorporan cubiertas vegetales o plantas reservorio de cereal infestadas de pulgones del cereal, mediante el empleo de macetas con la especie Rhopalosiphum padi (APHIBANK).

De este modo, Koppert pone de manifiesto que el control biológico de plagas es un método fiable, en constante evolución y capaz de ofrecer soluciones “limpias” al sector, en un contexto legal que se caracteriza por la continua prohibición de materias activas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *