Los agricultores de Almería cumplen con la Ley de Sanidad Vegetal

Con datos hasta mediados de julio, los equipos de inspección de la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Me-dio Ambiente han realizado unas l.700 actuaciones dentro de la campaña de vigilancia de la higiene rural en la producción hortícola de la provincia. Esta campaña, conocida antes con el nombre de ‘Compromiso Verde’, tiene como objetivo evitar la acumulación de restos de cosechas junto a los invernaderos y, por tanto, prevenir la introducción y difusión de enfermedades víricas propagadas por in-sectos como la mosca blanca, trips o pulgones.

 

A la vista de los resultados obtenidos hasta ahora en las inspec-ciones, se puede afirmar que la inmensa mayoría de los agricultores almerienses -a pesar de las dificultades que encuentran a veces para deshacerse de los restos de sus cosechas- están cumpliendo la Ley de Sanidad Vegetal, así como la Orden de Virosis en la que se establecen las medidas de control obligatorias. De hecho, hasta mediados de julio, sólo en el 6,2% de los casos, los titulares de las explotaciones no cumplían con las obligaciones -como la eliminación correcta de restos vegetales y envases vacíos, el uso correcto de los productos fitosanitarios, el control biológico de plagas o la hermeticidad de los invernadero-. En el año 2012, este porcentaje fue del 6,9%, mientras que en 2011 llegó al 8%.

Por tanto, los datos provisionales hasta mediados de julio de 2013 confirman la tendencia a la baja, según destaca el delegado te-rritorial de la Consejería, José Manuel Ortiz, quien valora el grado de concienciación de los productores hortofrutícolas de Almería acerca de la importancia de la limpieza, tanto de su explotación como de los alrededores de los invernaderos.

Sin embargo, a la vista de la respuesta de los agricultores aper-cibidos y teniendo en cuenta los datos de años anteriores, se estima que de los casos de advertencias previas, solo unos pocos acabarán en expediente sancionador. Y es que, la mayor parte de los agricultores que reciben una advertencia previa suelen subsanar los incumplimientos en el plazo que se les concede, de manera que finalmente evitan la sanción. Desde que reciben la notificación del expediente, los agricultores tienen un plazo de 10 o 45 días para subsanar los in-cumplimientos. De 10 días, en el caso de que se trate de medidas de higiene rural (como la acumulación de restos de cosechas en los alre-dedores de la explotación); y de 45, en el caso de que se trate de me-didas de carácter estructural (por ejemplo, hermeticidad del inverna-dero, mallas o la colocación de doble puerta).

Teléfono de avisos

A pesar del trabajo que vienen realizando en los últimos años el sector y la Administración andaluza en el terreno de la higiene rural, la Consejería insiste en la necesidad de mantener el esfuerzo colectivo para conseguir que el campo esté limpio en su totalidad, ya que los consumidores tienen cada vez más en cuenta los productos sanos, segu-ros y de calidad, pero al mismo tiempo valoran la imagen de las frutas y hortalizas y el entorno donde su cultivan.

Con el fin de mejorar el servicio, la Consejería apela a la cola-boración del sector agrícola y de la ciudadanía en general, y para ello dispone de un teléfono -el 950011033-, y de un fax -950011096- al que pueden llamar o escribir quienes quieran avisar de la existencia de vertidos de residuos agrarios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *