UPA-Granada denuncia nuevos daños causados por los ciervos en numerosas fincas agrícolas de la Sierra de Baza

UPA-Granada denuncia, una vez más, los daños que siguen produciendo los ciervos en numerosas fincas de la Sierra de Baza, por lo que volverá a presentar una nueva reclamación patrimonial, que se unirá a la planteada en el pasado mes de febrero para hacer efectiva una indemnización por más de 170.000 euros por los primeros daños sufridos por los agricultores. El Secretario General de UPA-Granada, Nicolás Chica, afirma que la Organización está a la espera de conocer la resolución que adoptará la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Granada ante la primera reclamación, pero que eso impide seguir exigiendo lo que consideramos “una indemnización razonable” y presentar una segunda reclamación porque los daños de los ciervos, tanto estructurales como a las cosechas, continúan incrementando el perjuicio generado a los agricultores.

 

Nicolás Chica recuerda que hace 20 años se introdujeron en el Parque Natural de la Sierra de Baza ciervos como especie cinegética, una población que se ha multiplicado en un número que hace inviable que el propio parque pueda suministrar por sí solo todo el alimento, de ahí que los animales buscan el sustento en las fincas agrícolas colindantes. Ante esta situación de sobrepoblación de la especie, los cuantiosos daños que causan en las explotaciones agrarias y ante la falta de medidas eficaces por parte de la Administración para paliar los daños o indemnizar las pérdidas, ya que ni siquiera se ha habilitado una línea de ayuda o subvención para que los agricultores afectados pudieran, al menos, vallar la finca al objeto de evitar más daños en cultivos y plantaciones, UPA-Granada decidió en febrero interponer una reclamación patrimonial después de numerosas reuniones mantenidas con Medio Ambiente. Ahora, después de varios meses de espera y ante la falta de sensibilidad con la que está respondiendo la Junta de Andalucía en un tema que afecta a cientos de agricultores de economías modestas, volverá a presentar una segunda reclamación patrimonial para exigir unas indemnizaciones “más que justas”.

“Los daños persisten y aumentan, por lo tanto volveremos a presentar una nueva reclamación de daños. Indistintamente a la vía administrativa, porque los agricultores estamos indignados con la actitud de la Junta, que es nula o invisible y no se ve interés en resolver este problema, si no hubiera una respuesta positiva, incluso a esta segunda reclamación que presentaremos, acudiríamos a la vía judicial. Estamos solicitando una compensación justa de daños y llegaremos hasta el final desde cuantas vías sean necesarias y durante el tiempo que sea imprescindible”, asegura Nicolás Chica.

Según los datos reunidos por UPA-Granada, los daños causados por los ciervos en la Sierra de Baza perjudicaron, en un primer momento, a un total de 561 hectáreas, afectaron a numerosos agricultores y generaron unas pérdidas de 171.442 euros, cifras que se han visto incrementadas sustancialmente. Una situación que todavía no ha sido reconocida por la Junta de Andalucía al no dar una respuesta positiva a la reclamación presentada en el mes de febrero. De ahí que Nicolás Chica insista en que los agricultores no tienen la culpa de unos daños causados por ciervos ante los que ya debería haber respondido la Delegación de Agricultura y Medio Ambiente.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *