La Junta ha invertido 115 millones de euros en los últimos cinco años en la adecuación de cauces para prevenir inundaciones

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, con el Plan de Prevención de Avenidas e Inundaciones en cauces urbanos andaluces, viene desarrollando desde el año 2002 una importante labor preventiva en la provincia de Almería con el objetivo de que dichos cauces cumplan con su función esencial de evacuación de las aguas en caso de lluvias, asegurando su compatibilidad con la importancia ambiental que tienen estos bienes públicos. Los objetivos básicos de estas actuaciones, según el delegado territorial de la Consejería, José Manuel Ortiz, son “evitar que se generen nuevos riesgos por inundaciones; disminuir los riesgos existentes y potenciar el conocimiento y la difusión de las zonas inundables”.

 

En concreto, en los últimos cinco años, la Consejería ha invertido en la provincia 115 millones de euros en actuaciones de adecuación de cauces, inversión a la que hay que sumar los 14 millones de euros invertidos en los dos sistemas de impulsión en la balsa del Sapo, bombeos que han permitido rebajar el nivel de agua de dicha balsa en más de dos metros desde febrero, con lo que se ha aportado seguridad a los vecinos de la barriada ejidense de Las Norias de Daza.

De estas actuaciones, 63,5 millones se han destinado a una veintena de obras de encauzamiento y adecuación de cauces públicos de la provincia, entre las que destaca la inversión de 22 millones realizada, tanto en el Parque del Andarax, como a las expropiaciones de la obra de encauzamiento del río Andarax que ejecuta el Gobierno central en Almería capital. Asimismo, se han realizado importantes inversiones en Roquetas de Mar (13,8 millones en la adecuación de las ramblas de La Culebra y de Las Hortichuelas); y 10,7 millones en la adecuación de la Rambla del Pastor; en Vícar. En Albox se han invertido 6,2 millones en la rambla que atraviesa el núcleo urbano. En Adra se han invertido 3 millones; en El Ejido 2,5, en Cuevas del Almanzora, 1,8; y en Macael, 1,5 millones.

Solo en las dos últimas actuaciones de adecuación de cauces en la provincia se han realizado 250 proyectos a lo largo de 365 kilómetros de cauces, a los que hay que añadir obras de fábrica en otros 20 kilómetros de cauces.

A estas actuaciones hay que sumar también las que se han ejecutado por vía de emergencia tras las lluvias torrenciales en el Levante almeriense el pasado 28 de septiembre., con una inversión de unos 900.000 euros destinados a labores de restauración de los cauces dañados.

Por otra parte, la Consejería está trabajando en la elaboración de nuevo mapa de riesgos de Andalucía, como lo demuestran las informaciones públicas a las que se han sometido los documentos correspondientes al Estudio Preliminar de Prevención de Riegos frente a Inundaciones.

Obras pendientes del Gobierno central

En contraste con estas importantes inversiones de la Junta de Andalucía en la provincia, José Manuel Ortiz recuerda que el Gobierno central sigue sin acometer actuaciones declaradas de interés general del Estado, como el túnel de desagüe en la balsa del Sapo -obra para la que se está elaborando el proyecto-; encauzamiento y defensa del río Adra -cuyo proyecto informativo fue aprobado hace años por la sociedad estatal Acuamed y que no se lleva a cabo, entre otros motivos, por la negativa del Ayuntamiento abderitano a aportar la parte de la inversión que le correspondería-; el encauzamiento y defensa de la desembocadura del río Andarax -obra pendiente de finalización-; y la obra de laminación y regulación del río Antas, a su paso por Vera -una obra declarada de interés general en el Plan Hidrológico Nacional-.

Asimismo, el delegado recuerda que ayuntamientos como los de Adra, Roquetas de Mar y El Ejido adeudan a la Consejería importantes sumas de dinero, correspondiente al 25% que les corresponde pagar según un convenio suscrito con la Junta para la realización de obras en cauces de dichos municipios.

Apelación a la colaboración municipal

El delegado de la Consejería ha recordado asimismo que es competencia “estrictamente municipal” la recogida de los residuos sólidos urbanos arrojados a los cauces públicos en tramos urbanos así como los residuos plásticos agrícolas, e insiste en que esa gestión municipal incluye también la vigilancia, inspección y sanción en el ámbito de sus competencias.

Y es que, sólo en los trabajos de adecuación de cauces públicos llevados a cabo en los años 2010 y 2011, la Junta de Andalucía ha retirado de los cauces unas 33.000 toneladas de residuos, de cuales, el 65% corresponden a restos vegetales; pero el resto son residuos sólidos urbanos (19%); escombros (10%), y plásticos (9%).

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *