Calidad con Indicación Geográfica Protegida en los platos de ensalada de toda España gracias a la presencia del tomate verde

La importancia de una dieta saludable y equilibrada, basada en los principios de alimentación mediterránea es uno de los pilares indestructibles en los que se asienta la salud y el bienestar.

La cercanía de los meses estivales y la presencia de la primavera hace que cada vez sean más familias las que optan por comenzar la comida con un plato de ensalada, en el que juegan un papel primordial los tomates. En este sentido, los que cuentan con Indicación Geográfica Protegida, IGP, La Cañada están avalados además por la certeza de que cuentan con una calidad que les convierte en únicos.

 

El tomate verde, asurcado, cuenta con unas características que lo convierten en diferente tanto si se mira desde la perspectiva nutricional como la que hace referencia a su inconfundible sabor, entre dulce y ácido. Los tomates de la IGP La Cañada cuentan con el aval además de que son producidos y cultivados en condiciones óptimas de sol, agua y entorno medioambiental.

El destino de los tomates verdes para ensalada (que puede variar en ocasiones con matices rojos) es variado. Dentro del país, se comercializan mucho por cualquier zona de España. “Tienen muy alta aceptación”, señala Miguel Ángel Arenas, comercial del Consejo Regulador de la IGP Tomate La Cañada. “La venta se produce durante todo el año, porque siempre es buen momento para preparar una ensalada. Se reparte por cualquier enclave, existe gente que pregunta expresamente por el tomate de la IGP La Cañada”.

En estos momentos además también están trabajando con otros países, donde el interés por las hortalizas de Almería es creciente.

“En la época de primavera tenemos que ser más competitivos respecto a los demás, mostrando la calidad única de nuestros tomates a quien nos los demande”, afirma Arenas.

El tomate verde tiene diferentes cualidades y propiedades que conoce bien el presidente del Consejo Regulador de la IGP Tomate La Cañada, Francisco López, “estamos hablando de un alto contenido en vitamina C, rico en antioxidantes siendo una fuente importante de fósforo, calcio, hierro y sales minerales”. Los estudios han demostrado que cuenta con importantes componentes que sirven para la prevención de enfermedades, y que el consumo de tomate tiene unas propiedades tremendamente beneficiosas también para los más pequeños.

“Contar con la denominación de IGP nos hace ganar muchos enteros en calidad. Es una referencia para el consumidor que quiere disfrutar con el sabor único que esta denominación nos otorga”, afirmó López.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *