Los niveles de agua de la balsa del Sapo descienden casi 2 metros desde mediados de febrero

Los niveles de agua de la balsa del Sapo, en Las Norias de Daza (El Ejido), se han reducido casi 2 metros desde mediados de febrero, tras la puesta en marcha del segundo sistema de impulsión puesto en funcionamiento por la Junta de Andalucía, según las últimas mediciones realizadas por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. Esta reducción del nivel del agua en las dos balsas, ha sido destacado por el delegado territorial de la Consejería, José Manuel Ortiz, quien precisa que a pesar del agua de lluvia que entró la pasada semana –procedente de las escorrentías de los cauces y caminos que evacuan a las balsas-, el nivel está bajando una media de 3 centímetros diarios.

 

Una vez que se han neutralizado los efectos de estas escorrentías, es previsible que las bajada de niveles se incremente significativamente en los meses de verano, ya que se producirá una mayor evaporación y, al mismo tiempo, descenderá el volumen de retornos de las agua de riego, como consecuencia de la disminución de la actividad agrícola.

Los dos bombeos que tiene en marcha la Junta de Andalucía, unidos a la climatología de las últimas semanas –el calor y el viento favorecen la evaporación- han ayudado a reducir el volumen de agua acumulada en las balsas y, por tanto, rebajar el nivel a cotas de seguridad razonables, tanto para los vecinos como para los agricultores que tienen sus viviendas y sus explotaciones agrícolas cerca de ellas.

Entre el nuevo sistema de impulsión, que bombea 500 litros de agua por segundo, y el que se puso en funcionamiento hace dos años, desde febrero se están achicando en torno a 680 litros de agua por segundo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *