La reforma de la PAC protagonista absoluta en la Asamblea General de ASAJA-Andalucía

Ante casi un millar de agricultores andaluces el presidente de ASAJA-Andalucía, Ricardo Serra, ha recordado a la Secretaria General del Ministerio de Agricultura (Magrama), Isabel García Tejerina, que sin perjuicio de la necesidad de consolidar en el Trilogo los avances para una aplicación menos traumática de la convergencia interna, que el Magrama está impulsando, es igualmente importante para los agricultores andaluces que el modelo nacional de la nueva PAC contemple un pago base que combine los criterios administrativos y productivos para responder así a las necesidades de cada agricultura y de cada comarca agraria. Estas afirmaciones las ha efectuado durante la clausura de la Conferencia sobre la Reforma de la PAC que ha tenido lugar tras la Asamblea General de ASAJA-Andalucía celebrada el pasado viernes en Antequera.

 

Tal como ha recordado Serra, esta complementación de criterios es viable técnicamente y cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea, y además, figura en la “Propuesta de posición común para la Reforma de la PAC Horizonte 2020” que suscribió el Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, con los consejeros de Agricultura de las 17 comunidades autónomas el pasado 15 de junio de 2012.

Es precisamente la combinación de criterios administrativos y productivos la que, unida a los avances propuestos por el MAGRAMA para la convergencia interna, puede permitir que las ayudas sigan ajustándose a las realidades productivas de cada comarca, salvando con ello no solo al sector productor, sino a todo el entramado socioeconómico de dichas comarcas, de tal manera que el Ministerio de Agricultura cumpla con su compromiso con los agricultores y las comunidades autónomas y mantenga el mapa productivo español sin grandes convulsiones. De lo contrario, la agricultura más productiva de España, y singularmente la agricultura andaluza, entraría en “un coma profundo” con graves consecuencias para la economía y el empleo.

Por su parte, la Secretaria General del Ministerio de Agricultura, Isabel García Tejerina, ponente de esta conferencia, ha manifestado que “el objetivo del gobierno es que el dinero de la PAC se quede donde está” y ha recordado que el concepto de “tasa plana” fue un invento propuesto por el Gobierno socialista en 2009 y que después asumió la Comisión Europea.

Isabel García Tejerina ha explicado que el Ministerio de Agricultura pretende definir regiones con el importe de ayudas más parecido posible para “evitar trasvase de fondos de un sistema a otro”. En este sentido hizo una llamada a la tranquilidad de los agricultores y ganaderos andaluces y declaró que el gobierno se toma muy en serio al sector agrario andaluz.

La PAC aporta anualmente a 270.000 agricultores y ganaderos andaluces casi 2.000 millones de euros (1.550 millones en ayudas directas, 300 en medidas de desarrollo rural y 100 millones de euros en medidas de mercado). De estos pagos depende el 40% de la renta de las explotaciones, que tienen en la PAC el único colchón para hacer frente al hundimiento de los precios en origen o a las contingencias climáticas. Con más de 10.222 millones de euros, la Producción Agraria andaluza supera a la de 18 estados miembros de la Unión Europea y representa el 25% del total español.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *