Coag calcula que la producción de sandía ha caído un 30% en lo que transcurre de campaña

Hasta el momento la producción de sandía ha sido inferior a la que se obtuviera, por estas fechas, durante la pasada campaña. Esta falta de producto en el mercado, según valoró Andrés Góngora, secretario provincial de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (Coag) de Almería, «ha hecho que los precios en estos producto típico de la primavera almeriense, se esté vendiendo a precios aceptables, lo mismo que el valor que está adquiriendo el melón, en origen». Y es que, según los cálculos realizados por la organización agraria, detalló Góngora, «si comparamos el periodo que ha transcurrido de la presente campaña con el de la anterior, el volumen de sandía producido ha sido un 30% inferior en la presente».

 

En esta merma de producción, que por otra parte ha generado esa falta de producto en el mercado, «puesto que la demanda está siendo este año mayor», asegura el secretario provincial de Coag, «se ha debido, principalmente, a los problemas en el cuaje que hubo durante el mes de marzo». Al respecto, explica Góngora, «las sandías que se han comercializado hasta el momento son aquellas que se sembraron en enero y primera quincena de febrero. Hace mes y medio o dos meses era el momento de que se polinizara y el fuerte viento prolongado en el tiempo, que alteró el nivel de humedad en el interior del invernadero, impidió que las sandías ofrecieran el cuaje deseado». También ha influido la climatología, «en el engorde de los frutos, así como la menor existencia de colmenas y menos pobladas», añade Góngora.

Este año se está registrando un volumen de producción de «cinco kilogramos de sandía por metro cuadrado», comenta el secretario provincial de Coag haciendo extensivas las conversaciones mantenidas con cortadores, y contando con su propia experiencia. En la anterior campaña, en el periodo de referencia, «se habían alcanzado hasta los ocho kilos por metro en algunas ocasiones».

Sin embargo, Andrés Góngora adelanta que, a partir de ahora, «en las plantaciones más tardías, en las que el cuaje ha sido mejor, se van a obtener por encima de siete kilo de sandía por metro cuadrado en invernadero».

Calidad

En lo que no ha llegado a afectar los obstáculos que ha dejado en el camino la climatología para el desarrollo del cultivo de sandía, y también de melón, ha sido a su calidad. Al respecto, el secretario provincial de Coag Almería, Andrés Góngora, asegura que los frutos que se ponen en el mercado están contando con los grados Brix recomendados. Por tanto, y teniendo en cuenta el resto de parámetros que se toman como referencia a la hora de valorar la calidad del fruto, «se puede decir que en este aspecto no está habiendo ningún problema y la calidad de las sandía y melones que se están cultivando y comercializando está siendo la que desean los consumidores», explica Andrés Góngora. De hecho, «Alemania mantiene alta su demanda de producto».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *