La Junta apoya con 192.000 euros el proyecto de una empresa olivarera de Tahal y Tabernas que mantendrá 131 empleos

El Grupo de Desarrollo Rural Filabres-Alhamilla, entidad colaboradora de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente en la ejecución de sus políticas para el medio rural, ha aprobado la concesión de una subvención de 52.000 euros a la empresa Naranjas Jiménez, para un proyecto de modernización de una explotación olivarera ubicada en los municipios de Tahal y Tabernas, que con una inversión subvencionable de 192.650 euros, mantendrá 131 empleos.

 

Este proyecto ha sido aprobado por el consejo territorial del GDR en una reunión a la que ha asistido el delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, reunión en la que también se ha dado el visto bueno a un proyecto del Ayuntamiento de Castro de Filabres para el revestimiento de pizarra del edificio de Servicios Múltiples.

La inversión de la empresa olivarera se destinará a la adquisición de maquinaria para la recolección de aceituna en sendas fincas de cultivo superintensivo de olivar, maquinaria que permitirá aumentar la productividad de la explotación, al ahorrar los costes del alquiler que venían asumiendo hasta ahora.

El proyecto del Consistorio de Castro de Filabres, contemplado en el programa de concienciación, conservación y protección del patrimonio rural, tiene un presupuesto de más de 21.000 euros y la subvención aprobada es de 20.000 euros. El objetivo de este proeycto es mantener la arquitectura tradicional del municipio, con el uso de materiales propios de la zona y dar así ejemplo a los vecinos sobre la conveniencia de cuidar la estética de la construcción para mantener el patrimonio rural de Los Filabres.

Apoyo de la Consejería al desarrollo rural

Desde que se puso en marcha el Programa Lidera en 2010, el GDR Filabres-Alhamilla ha aprobado 94 proyectos, que con una inversión global de 7,5 millones de euros y una subvención de 4 millones, están contribuyendo a generar más de 200 empleos en la comarca, entre los de nueva creación y los de mantenimiento.

La generación de empleo es el principal objetivo del Gobierno andaluz, y hacia este objetivo están orientadas la mayor parte de sus políticas. Sin embargo, más allá de la generación de empleo, el delegado territorial de la Consejería llama la atención sobre la importancia que estas iniciativas inversoras tienen para las zonas rurales, “ya que ofrecen a cientos de personas -entre ellas muchos jóvenes y mujeres- la oportunidad de poner en marcha proyectos de vida en sus propios pueblos, sin tener que marcharse fuera, lo que sin duda está contribuyendo a fijar la población al territorio y a frenar la emigración”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *