Fuensanta coves denuncia los “trucos contables” del gobierno

La portavoz del PSOE en Agricultura, Pesca y Alimentación, Fuensanta Coves, denunció esta mañana en la Cámara Alta los “trucos contables” del Gobierno para ocultar que, tras la negociación de la Política Agraria Común (PAC), los fondos europeos que percibirá España en el marco 2014-2020 serán de 363.000 millones de euros, 53.607 millones menos que en la etapa anterior y, por tanto, una rebaja del 13%. Coves, senadora por la Comunidad Autónoma de Andalucía, intervino en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación durante la comparecencia del Ministro Miguel Arias Cañete, y le pidió, en primer lugar, que deje de manipular las cifras y que rechace la propuesta de la Comisión Europea de recortar un 5% las ayudas directas que recibirán en 2013 los agricultores, con motivo de la disciplina financiera.

 

La parlamentaria del PSOE criticó de forma contundente la idea propuesta por el Ministro de elaborar una PAC y un programa de desarrollo rural nacionales obviando las circunstancias y particularidades de las Comunidades Autónomas. En su opinión, se trata de “una renacionalización de la política agraria de España” y “un retroceso de 30 años en el Estado Autonómico”. En esta misma línea, apuntó que el Ministerio pretende crear un programa nacional de desarrollo rural para embolsarse los fondos europeos y cubrir, de esta forma, la falta de financiación del propio Gobierno.

Fuensanta Coves puntualizó que mantiene su confianza en la capacidad de negociación del Gobierno aunque lamentó la rebaja del cheque español que, según algunas fuentes, disminuirá en un 12-13% las ayudas directas y en un 10-11% el desarrollo rural.

Coves subrayó la importancia que da su grupo a la política agraria común y su relevancia para el campo español y explicó que sigue siendo imprescindible que Europa y España tengan una política agraria común “porque si desapareciesen estas ayudas, se desmantelaría la actividad en el medio rural”. En este sentido, mostró su insatisfacción por la dotación económica ya que, a su juicio, se beneficia más a la agricultura continental que a la mediterránea.

Además, precisó que el PSOE siempre ha defendido y se ha comprometido con la PAC porque “se trata de un sector estratégico que produce alimentos y materias primas para el ser humano, porque presta servicios ambientales a la sociedad y porque es un instrumento fundamental para la igualdad territorial, para disminuir diferencias entre el mundo rural y el urbano, para no volver a la antigua división entre el mundo urbano y moderno y el rural y pobre”.

La senadora andaluza reivindicó, en todo momento, el importantísimo papel que juegan los agricultores y ganaderos españoles y criticó que los grandes perceptores de ayudas de la PAC no sean los pequeños y medianos agricultores y ganaderos sino un grupo de empresas con una abultada cuenta de resultados.

Fuensanta Coves calificó de “inaceptable e intolerable” esta diferencia entre “los agricultores de salón y los agricultores activos” y que aún haya familias en España que reciben 7.000 euros al día en ayudas europeas. También apostó por limitar las ayudas por perceptor a 100.000 euros al año (actualmente se baraja la cifra de 300.000 euros) y lamentó que no se defina aún quién puede percibir estas ayudas para que no haya un trasvase de renta del profesional agrario al profesional de la tierra.

En otro orden de cosas, Coves destacó la propuesta de vincular la percepción de ayudas directas a la condición de ser agricultor profesional o a título principal, además de graduar estas ayudas en función de las hectáreas. Se trataría de un pago complementario a las primeras hectáreas para apoyar más a las pequeñas y medianas explotaciones, como han solicitado algunos países como Francia, de manera que el apoyo sea efectivo a las rentas de los agricultores y ganaderos.

A continuación, se refirió a la gestión de los mercados que “probablemente, es el principal reto que tiene la PAC” para que los agricultores y ganaderos puedan vivir dignamente de su trabajo y reconoció que “poco se ha avanzado hasta ahora” y que “ni de lejos se garantiza la renta de los agricultores a través de los precios”. Por ello, reclamó que la Ley sobre la Cadena Alimentaria sea realmente eficaz y consiga mejorar la posición del productor dentro de ella.

Finalmente, hizo hincapié en la política de desarrollo rural. Como recordó la senadora, “desde 1999 esta política se ha potenciado como instrumento para mejorar la competitividad y la sostenibilidad del sector agroalimentario y de las zonas rurales y ahora, por primera vez ve reducido su presupuesto”.

Fuensanta Coves explicó que la generación de empleo en el medio rural es mucho más complicado que en los entornos urbanos y matizó que, en muchos casos, ese empleo se limita al sector agrario y, de ahí, la importancia de este segundo pilar para la diversificación económica de los entornos naturales en aras a evitar el despoblamiento de las zonas rurales.

Coves reclamó que los fondos del desarrollo rural se pongan en marcha desde las Comunidades Autónomas y señaló que a su grupo “no le gustaría que estos fondos procedentes de Bruselas se apliquen al margen de las regiones ya que deberían focalizarse mucho más en el territorio que en los beneficiarios”.

Por último, mostró su esperanza de que esta negociación final de la PAC sea buena para España, para que las Comunidades Autónomas puedan sentirse cómodas en la aplicación de esta política en sus territorios y que finalmente se reconozca, se valore y se pague adecuadamente el trabajo que hacen los agricultores y ganaderos de nuestro país.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *