COAG y la CNA portuguesa se reúnen en Zamora para analizar la reforma de la PAC y la crisis económica que azota a Europa

Las direcciones nacionales de Coag (Coordinadora de Organizaciones Agricultores y Ganadero) y CNA (Confederación Nacional de Agricultura de Portugal) se han reunido hoy en Zamora para analizar la crisis económica y social que afecta a los dos países, con especial atención a Agricultura y a la propuesta de Reforma de la Política Agrícola Común (PAC) para el período 2014/2020.

 

Ambas organizaciones han subrayado que el acuerdo de los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE sobre perspectivas financieras 2014-2020 es totalmente insuficiente para afrontar los retos agrarios y alimentarios en Europa. La última propuesta de la Comisión Europea para recotar un 5% las ayudas PAC así lo evidencia.

Mientras que la UE se enfrenta a la crisis económica más grave, el Consejo Europeo propone reducir la inversión pública en la Unión Europea 2014/2020 en un 8% , (lo que supone un pérdida de poder adquisitivo real para España y Portugal del 14%), algo incomprensible cuando uno se da cuenta de que este marco financiero no irá más allá de 1% del PIB de la UE. Esto también revela la profunda falta de solidaridad dentro de la Unión Europea, sobre todo de los denominados “contribuyentes netos”.

Por otra parte, y en relación con la reforma de la PAC, las propuestas que se discuten siguen el camino de la eliminación de los instrumentos públicos de regulación del mercado y producción. Todo ello, han puntualizado los máximos representantes de los agricultores españoles y portugueses, coincidiendo con la primera gran reforma después de la crisis del sistema financiero en 2007 y la crisis alimentaria del 2008, que tuvo su origen en la desregulación de los mercados, caldo de cultivo para la volatilidad de los precios en los mercados agrícolas mundiales y la actual crisis económica que vive Europa.

Por otra parte, en un momento en que el desempleo está aumentando en toda Europa, Coag y la CNA consideran totalmente inaceptable que la propuesta de distribución de las ayudas directas de la PAC no tenga en cuenta el empleo generado. “Una vez más, la reforma PAC sirve a los intereses de la gran distribución y la agroindustria, relegando a los agricultores al papel de meros productores de materias primas baratas. La Comisión Europea reconoce los desequilibrios en la cadena de valor agroalimentaria pero propone medidas que acentuarán esta situación”, han señalado ambas organizaciones.

Crisis económica y social / Política de Austeridad

Sobre la crisis económica y social que afecta a los dos países y las políticas de austeridad, las dos organizaciones han coincidio en que es urgente sustituir la política de austeridad por una política de crecimiento, que ponga fin al empobrecimiento general de los ciudadanos y la destrucción de empleo en las pequeñas y medianas empresas.

Además, han apuntado que el aumento indiscriminado de impuestos provoca el alza de los costes de producción ( combustible, electricidad, fertilizantes, etc…), lastrando la rentabilidad de las pequeñas y medianas explotaciones agrarias.

Asimismo, COAG y CNA han destacado que el aumento de impuestos sumado a los recortes en salarios, pensiones y jubilaciones, reducen drásticamente el poder adquisitivo de la población y retrae el consumo interno de alimentos, provocando en los casos más extremos hambre y desnutrición.

Los recortes en los presupuestos estatales también está pasando factura a las zonas rurales, provocando el cierre de servicios públicos en los pueblos y la reducción de la inversión pública en agricultura y ganadería.

En este contexto, Coag y CNA instan a sus gobiernos a defender la agricultura como sector estratégico, base de la alimentación, para garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria de Europa.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *