Las lluvias provocan graves problemas e importantes pérdidas a miles de agricultores españoles

La organización de agricultores y ganaderos UPA ha destacado los graves problemas a los que se están enfrentando agricultores de muchas zonas de España por las fortísimas lluvias de las últimas semanas. Con 150 litros por metro cuadrado de media, el mes de marzo de 2013 ha sido el más lluvioso en España desde que en 1947 comenzaron a registrarse datos de las precipitaciones, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

 

UPA ha declarado que, “tras la brutal sequía a la que hicimos frente la pasada campaña, en ésta las lluvias se han convertido en un auténtico problema, con miles de hectáreas anegadas, cultivos retrasados, agricultores que no pueden acceder a sus campos a trabajar y productos que están viendo mermada su producción”.

UPA ha realizado un análisis de los principales problemas en las distintas Comunidades Autónomas, destacando entre las más afectadas las de Castilla y León, Andalucía, Extremadura y Aragón. En cuanto a los cultivos, la remolacha, el maíz, el cereal y la patata están siendo los más afectados.

Aunque en opinión de UPA es pronto para hacer una valoración global de las pérdidas, éstas serán “importantes”, por lo que han pedido la constitución de una mesa de seguimiento del problema con el Gobierno central, las confederaciones hidrográficas, las Comunidades Autónomas y todos los afectados. Para UPA, esta situación demuestra también la importancia de mantener un sistema de seguros agrarios “eficaz y asequible para dar una mínima seguridad a los productores”.

Los agricultores han manifestado estar “asustados” por la cantidad “desproporcionada” de lluvia registrada en muchas zonas. La reserva hidráulica española está al 81,7% de su capacidad total, aumentando un 3,8% en la última semana. Desde el inicio del año hidrológico (1 de octubre de 2012 a 30 de septiembre de 2013) ha llovido en el conjunto de España 531 litros por metro cuadrado, lo que representa un 38% más del valor medio normal hasta el 26 de marzo, que son 385 litros por metro cuadrado.

Daños registrados en el campo por la lluvia por CC.AA.

Castilla y León

Castilla y León está siendo una de las Comunidades Autónomas más afectadas por las lluvias extremas del mes de marzo. El cultivo más afectado en la zona está siendo la remolacha azucarera que a estas alturas se encuentra sin sembrar en la práctica totalidad de las explotaciones. El mes de abril prácticamente se ha perdido para los remolacheros que auguran pérdidas de hasta el 50% de la producción de la próxima campaña, problema que se suma a que todavía quedan unas 1.000 hectáreas (150.000 toneladas) por arrancar de la anterior.

Los agricultores castellanoleoneses advierten de que debería estar todo el mes de abril sin llover –situación muy improbable- para poder sembrar la patata tardía y la cebolla, por lo que las pérdidas también pueden ser importantes.

Los cerealistas de Castilla también están teniendo problemas por el encharcamiento de muchas zonas que está provocando que se pudran las raíces, observándose ya grandes manchas amarillas. Los agricultores advierten de que en cuanto se sequen los campos tendrán que aplicar tratamientos fungicidas y dan por hecho que se producirán mermas importantes en la producción de cereal. Abonar para los agricultores es una “misión imposible”, al no poder entrar con los tractores en las fincas, además de las pérdidas de lo abonado anteriormente.

En maíz faltan también unas 10.000 toneladas por cosechar, “tarea que hoy por hoy no puede acometerse”.

Andalucía

En Andalucía los efectos de las lluvias varían en función de las zonas, aunque sí se puede hablar de un retraso generalizado en la producción y de un exceso de humedad que podría provocar problemas fitosanitarios, como la enfermedad fúngica del repilo.

En Córdoba, Sevilla y Jaén los principales problemas se encuentran en caminos rurales, balsas y tomas de riego que se han visto muy dañados en las zonas de desbordamiento de ríos. El cultivo del olivar, que en principio estaba recibiendo positivamente las lluvias, está viendo retrasada la floración por el exceso hídrico, lo que podría reducir la producción.

En Granada las pérdidas en el cultivo del espárrago alcanzan los 33,7 millones de euros consecuencia de las continuas lluvias durante el último mes. Las precipitaciones están obligando además a retrasar el inicio de la campaña del espárrago, mientras que la humedad está causando un ataque “severo y general” de enfermedades a la planta de la alcachofa.

Aragón

En Aragón hay unas 8.500 hectáreas de cultivos afectadas, principalmente de cebada, trigo, alfalfa y hortalizas. La región ha estado dos meses con los cultivos inundados y ahora que se había desahogado un poco llega una crecida que ha vuelto a inundar los campos. Los agricultores aragoneses están sufriendo unas pérdidas de 12,5 millones de euros, a las que hay que sumar los daños en infraestructuras de riego.

Los agricultores han constituido una plataforma de afectados y han denunciado a la Confederación Hidrográfica del Ebro y al Gobierno de Aragón al considerar como “nefasta” su gestión. Según las últimas cifras, con la mitad de metros cúbicos por segundo que en el año 2003, se ha inundado la misma superficie, lo que demuestra la urgencia de limpiar a fondo el río Ebro.

Castilla-La Mancha

En Castilla-La Mancha la lluvia está beneficiando de forma importante a los cultivos permanentes como el olivar y el viñedo, que sufrieron la pasada campaña importantes mermas de producción por la sequía. Sin embargo, algunos campos de cereal se encuentran encharcados, así zonas bajas destinadas a la producción de ajo en Las Pedroñeras (Cuenca).

Extremadura

En Extremadura las intensas lluvias registradas están provocando diversos problemas en numerosos cultivos. Los frutales, ya en avanzado estado de floración y brotación, están teniendo problemas de encharcamiento y problemas fitosanitarios por la elevada humedad. Cultivos como el tomate y el maíz están muy atrasados, con el tomate temprano que incluso no se va a poder sembrar. Los semilleros están también muy afectados. Los campos de cereal sufren un fuerte encharcamiento al igual que las patatas, que aún no se han podido sembrar.

La Rioja

En La Rioja no ha habido hasta el momento grandes daños por lluvia. El viñedo se ve muy beneficiado por estas precipitaciones, aunque la remolacha y la patata están aún sin sembrar lo cual implicará un retraso en la campaña. En las zonas de huerta lo más afectado son las proximidades de los ríos ya que están encharcadas y se retrasará la campaña.

En Álava la remolacha ha sufrido también inundaciones que retrasarán la campaña y generarán pérdidas significativas a los agricultores.

Murcia, Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares

La zona mediterránea no ha registrado daños por las lluvias, las precipitaciones han sido normales y los agricultores y ganaderos desarrollan sus actividades con normalidad.

Madrid

Las lluvias en la Comunidad de Madrid están siendo muy beneficiosas para agricultores y ganaderos. Estos últimos verán reducidos sus costes de alimentación al disponer de mucho más pasto en el campo que, por ejemplo, el año pasado, cuando sufrieron una fuerte sequía. Los agricultores de cereal, viñedo y hortalizas están recibiendo con agrado las lluvias.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *