Arias Cañete: “El Ministerio está impulsando las reformas estructurales necesarias para abordar el futuro con garantía de éxito”

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha explicado hoy las actuaciones impulsadas por su Departamento en este primer año de legislatura, “un año de acción política que gira en torno a un objetivo común: impulsar las reformas estructurales necesarias para abordar un futuro con garantía de éxito”. Todo ello, ha añadido, en la agricultura, la ganadería, la pesca, la industria alimentaria y el medio ambiente, “en beneficio de quienes ejercen esas actividades y de toda la sociedad”.

 

En el desayuno informativo de Europa Press, Arias Cañete se ha referido a la Estrategia de Política Económica que tuvo que poner en marcha el Gobierno actual para lograr la estabilidad, basada en tres grandes líneas de acción: la consolidación fiscal, la reforma del sistema financiero y la puesta en marcha de reformas estructurales para impulsar los sectores más competitivos, como el agroalimentario y los ámbitos que conforman el medio ambiente.

Según ha precisado el ministro, la necesidad de corregir las debilidades estructurales y potenciar las fortalezas ha orientado el trabajo de su Departamento en todos estos meses: “A lo largo de este año, hemos marcado el rumbo, fijado las líneas de acción y puesto los cimientos para construir un crecimiento sólido y duradero”, ha recalcado.

Para abordar esta tarea, “disponemos de unas herramientas, unas nacionales y otras comunitarias; instrumentos de distinto origen que han de servir a una misma y única política, adecuados a cada problema concreto, ya sea en materia agroalimentaria, pesquera o medio ambiental”. Estas actuaciones de ámbito nacional, ha añadido, deben desarrollarse dentro del marco común europeo, siguiendo dos grandes vías: abriendo un proceso de diálogo constante con las Comunidades Autónomas y los sectores implicados, y estableciendo alianzas con otros Estados miembros de la UE.

AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN

En su intervención, Arias Cañete ha señalado que el esfuerzo del Ministerio se centra en hacer del sistema agroalimentario nacional “uno de los pilares de la recuperación económica de nuestro país”. En este sentido, el ministro ha apuntado que el sector agroalimentario “está sobrellevando la crisis mejor que el resto de la economía”, como lo prueba la evolución de la renta agraria y su contribución al PIB nacional, además de contar con una “innegable vocación exportadora que contribuye a la balanza comercial con un saldo positivo de 6.266 millones de euros.

Sin embargo, Arias Cañete ha señalado como principales debilidades de este sector su escasa dimensión empresarial y la falta de concentración de la oferta, “una atomización que disminuye su capacidad negociadora, dificulta su vocación exportadora y limita su potencial innovador”. Para paliar esta situación, el ministro ha indicado que se ha trabajado para el mantenimiento de los actuales apoyos comunitarios para el periodo 2014-2020, y a través de actuaciones para fortalecer a los eslabones más débiles y vertebrar la cadena alimentaria.

En cuanto a la Reforma de la Política Agrícola Común (PAC), Arias Cañete ha resaltado el valor del acuerdo unánime alcanzado con las CCAA, “que constituye el marco en el que el Ministerio desarrolla actualmente todas las negociaciones”. También ha valorado los contactos y alianzas con otros Estados miembros, y los contactos con los grupos del Parlamento Europeo que, en esta reforma, tiene capacidad de codecisión.

Así, un año después, “puedo afirmar que tenemos de nuevo la posición que nunca debimos perder. Hemos recuperado voz y credibilidad”, ha afirmado el ministro, quien ha reiterado que, “por lo pronto, los agricultores y ganaderos españoles pueden tener la tranquilidad de que España va a seguir percibiendo el mismo nivel de apoyos que tiene actualmente”. En concreto, España va a disponer de 35.705 millones de euros en ayudas directas y 8.291 millones para desarrollo rural para todo el periodo.

Con el objetivo de fortalecer también al sector agroalimentario, Arias Cañete ha mencionado los “dos importantes proyectos de ley” aprobados por el Gobierno: uno para fomentar la integración de las cooperativas para la constitución de entidades asociativas de ámbito supra-autonómico; y otro proyecto dirigido a mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

También “hemos trabajado en la elaboración de un Plan Nacional de Innovación e Investigación específico para el Sector Agroalimentario Español, para dar respuesta a los retos de seguridad alimentaria y calidad de los alimentos, fomentar la creación de empleo y lograr un uso más eficiente de los recursos naturales”, ha completado.

En materia de desarrollo rural, Arias Cañete ha asegurado que, pese a contar con unos “presupuestos hipotecados” hasta 2017, por deudas que superan los 29 millones de euros/año, “hemos impulsado un convenio con la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias para acometer inversiones por valor de más de 400 millones de euros en obras de modernización de regadíos, en los próximos tres años.

Para potenciar la internacionalización, el titular de Agricultura ha mencionado la constitución de un Grupo de Trabajo de Internacionalización específico para la industria agroalimentaria, que está elaborando un Plan de Acción para la coordinación de actuaciones en la Administración General del Estado.

PESCA

En este sector, Arias Cañete ha subrayado la unidad de acción con el propósito de “mejorar el abastecimiento de nuestros mercados y de los mercados donde exportamos nuestros productos, sobre la base de una gestión sostenible de los recursos y de la defensa de nuestros intereses pesqueros”.

En primer lugar, el ministro se ha referido a los esfuerzos realizados por su Departamento para lograr un nuevo acuerdo de pesca UE-Marruecos que, en la actualidad y desde un punto de vista técnico “se puede dar por concluido”. El ministro confía en que la Comisión realice un esfuerzo final para cerrar la compensación financiera correspondiente.

Por otro lado, el ministro ha dicho que el acuerdo con Mauritania “se cerró en contra de la opinión del Gobierno español, porque sus condiciones hacían inviable la actividad pesquera”. Ahora, “nuestros esfuerzos están centrados en plantear modificaciones para conseguir mejoras”, ha asegurado.

En el ámbito nacional, el titular de Pesca ha afirmado que la ordenación del caladero nacional ha sido otro de los objetivos prioritarios de su Departamento. Así, en coordinación con las CCAA “hemos impulsado la revisión de todas las medidas de gestión de los caladeros, para adecuar la capacidad pesquera a las posibilidades reales de pesca de nuestro país”, ha destacado. En opinión del ministro, “se trata de aplicar criterios objetivos para lograr una explotación sostenible de los recursos y fomentar una actividad viable por parte de las empresas”.

También ha asegurado que los mecanismos de control establecidos en la nueva ordenación deberán contribuir a recuperar la credibilidad de España ante la Comisión Europea, “credibilidad que la falta de control de la actividad pesquera, por parte del anterior Gobierno, dejó seriamente dañada”, ha recalcado.

En relación con la reforma de la Política Común Pesquera, Arias Cañete considera necesario hacer compatible sus objetivos de sostenibilidad medioambiental con un mayor compromiso socio-económico hacia el sector pesquero. En este marco, Arias Cañete se ha referido a aspectos como el rendimiento máximo sostenible o la prohibición de hacer descartes, donde España ha conseguido que se acepten gran parte de sus reivindicaciones.

MEDIO AMBIENTE

En esta materia, Arias Cañete ha insistido en que el medio ambiente “no es sólo un valor en sí mismo, sino que puede generar riqueza y empleo si se gestiona adecuadame
nte”. No obstante, Arias Cañete ha lamentado la mala situación de partida y ha criticado “el auténtico lastre de incumplimientos de compromisos europeos e internacionales, y de procedimientos de infracción abiertos”.

En concreto, el ministro ha mencionado las deudas no contabilizadas en la Dirección General del Agua, y los incumplimientos en la elaboración de los Planes Hidrológicos, y en la normativa de tratamientos de aguas residuales, y la mala gestión de las desaladoras. Además, el ministro ha cuestionado la política del anterior ejecutivo en lo que atañe a cambio climático, cuestionada por la Comisión Europea ante el riesgo de que España no cumpliera con su compromiso en el Protocolo de Kioto. También ha enumerado los problemas con los que se ha encontrado en asuntos como el litoral, la evaluación ambiental, la conservación del medio natural y la situación de los vertederos de residuos urbanos.

Ante esta situación, Arias Cañete ha explicado los avances logrados en la planificación hidrológica, “planificación que ha tenido un avance sin precedentes, que deberán llevar a un gran Pacto Nacional del Agua y culminar con la propuesta de un nuevo Plan Hidrológico Nacional”. También ha asegurado que se están cumpliendo objetivos en temas como el de aguas reutilizadas, y saneamiento y depuración de aguas residuales.

El ministro ha hecho hincapié en la necesidad que había de reformar la Ley de Costas de 1998, que “estaba desconectada de la realidad”. Se trataba, ha asegurado, “de proteger mejor nuestras costas frente a excesos urbanísticos, otorgar seguridad jurídica y generar confianza para la actividad económica”.

En la lucha contra el cambio climático, “podemos afirmar que España cumplirá sus objetivos en el Protocolo de Kioto, previsiblemente entre 2013 y 2014”, ha asegurado. Con el objetivo de reducir las emisiones en los sectores difusos, el ministro se ha referido a la convocatoria piloto de los Proyectos Clima 2012, en el que se presentaron 198 proyectos, de los que fueron seleccionados 37, cuyas reducciones de emisiones serán adquiridas por el Fondo de Carbono del Ministerio.

Asimismo, Arias Cañete ha enumerado los trabajos de su Ministerio para la revisión de la normativa de Evaluación Ambiental, la elaboración del Plan Nacional de Calidad del aire, el Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA Aire), la modificación de la ley de residuos.

Por último, en cuanto a la protección del medio natural, se está consensuando con las CCAA un nuevo marco legal para el control de las especies exóticas invasoras. “Y vamos a completar las Estrategias Marinas para las cinco demarcaciones, y propondremos nuevas Zonas Especiales de Conservación de la Red Natura 2000 marina, como la del Estrecho Oriental, declarada en 2012”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *