Empresarios turísticos almerienses y rumanos celebran su primer contacto bajo el paraguas de Asaja

Una fotografía de la oferta turística y agroturística existente en las zonas rurales almerienses es lo que los diferentes empresarios que participaron el pasado viernes en las jornadas empresariales organizadas por Asaja-Almería realizaron y mostraron a los empresarios de Rumania que se encuentran estos días en nuestra provincia como parte del proyecto “Intreprinzatori in Turism-Pensiuni in Romania” (Profesionales del turismo-Hoteles en Rumania).

 

La sede de los empresarios almerienses, Asempal, ha sido el lugar elegido para celebrar esta jornada empresarial que tiene como objetivo conocer de mano de los propios emprendedores almerienses las actividades que se están poniendo en marcha dentro de la oferta turística de la provincia. Una muestra diversa que despertó interés y que motivó el establecimiento de contactos entre empresarios de ambos países, al encontrar en esta jornada a representantes de establecimientos y alojamientos rurales, empresas de turismo activo, y empresas agrícolas que han buscado nuevas oportunidades económicas.

El Secretario General de Asempal, Ernesto Castilla, fue el encargado de abrir esta jornada aportando datos del peso que la actividad turística tiene para España y para la propia provincia de Almería donde es uno de los sectores pujantes y que sigue aguantando la difícil coyuntura económica. De hecho, y en el caso del turismo rural, cada vez más en auge, nos encontramos con unos 15.000 alojamiento rurales en España, unas 137.000 plazas y con 20.000 personas empleadas en nuestro país. Además el Secretario General de Asempal invitó a estos empresarios a reunirse y a establecer contactos que redunden en beneficios para ambos países.

Asimismo, la jornada contó con la intervención de Tomás Komuda, presidente de la Asociación de agencias de viaje de Almería, Asaval, que explicó las características del turista español y apostó por cuidar la imagen de los destinos turísticos para atraer clientes, y sobre todo, cuidar la presencia y la imagen en la red, redes sociales etc.

Desde el punto de vista de los propios empresarios, la jornada se centró en explicar la experiencia de cada uno de los participantes que motivaron el debate y el intercambio de ideas e información con los empresarios rumanos.

Para empezar, Rafael Alonso, de la empresa aceitera Oro del Desierto y alojamiento rural Los Alberdinales dio ejemplo de la apuesta por la sostenibilidad de la explotación agrícola, el ahorro energético y la eficiencia como elementos diferenciadores. De hecho, Alonso señaló que su empresa es la primera en Andalucía autosuficiente en lo que respecta a gasto energético, gracias a la reutilización de los restos de la almazara, al establecimiento de un sistema de ahorro de agua que le permite una reducción del consumo del 35% y a la puesta en funcionamiento de placas solares con las que obtienen el 80% de la energía que consume. Además este empresario posee un complejo rural, los Alberdinales que han sido construidos con materiales sostenibles.

Dentro del llamado enoturismo, dedicado a promover y promocionar el sector vitivinícola, Gabriel Bosquet, de Bodegas y Viñedos Laujar explicó a los asistentes a la jornada la labor de reestructuración y reconversión de variedades que ha llevado a cabo en su explotación y el trabajo que desempeña junto a la Administración, y apuntó a la colaboración entre comarcas y sectores como una de las claves para relanzar a este sector, que tiene en el propio almeriense a su principal consumidor.

Entre las opciones turísticas que nos proporciona el medio rural está la proliferación de empresas anexas, como son las de turismo activo y de aventura. Como representantes de este sector acudieron Cristina Serena de la empresa Malcaminos (dedicada a las rutas en 4×4) y Diego Contreras de la empresa que gestiona las Cuevas de Sorbas. Dos ejemplos de los beneficios y el yacimiento de empleo que supone el contacto con el medio natural y el aprovechamiento sostenible de los recursos medioambientales que posee la provincia de Almería. Por su parte, la representante de Malcaminos explicó que se han ido adaptando y buscando nuevos servicios que permitan romper la estacionalidad del turismo, tomando como ejemplo el trabajo para las localizaciones y grabaciones audiovisuales en parajes como el desierto de Tabernas y Cabo de Gata.

Y en el caso de las Cuevas de Sorbas, su representante reafirmó el carácter autóctono de esta empresa de turismo activo y la importancia de brindar servicios especializados para llegar a públicos diferentes, lo cual les ha permitido en su caso que todos los años visiten esta cueva unas 20.000 personas atraídas por su riqueza natural.

En el campo de la residencia y el alojamiento rural empresarios de diferentes comarcas fueron los encargados de explicar el funcionamiento y ventajas de estas empresas. Francisco Quiles, representante del Hotel Rural Sol de Taberno quiso destacar como elemento diferenciador su carácter familiar y su apuesta por la recuperación de tradiciones de la zona en la que se encuentran, permitiendo a los visitantes hacer queso, pan, o conocer la vega. En la misma línea se expresó Juan Luis Torres de Cortijo Leontino, ubicado también en Taberno que cuenta además con huerto ecológico y que permite a los visitantes participar en las labores de cultivo. Dos ejemplos más de las oportunidades que ofrece el medio rural.

Por su parte, Ramón Medina propietario de los Cortijos Rurales Reúl Alto en Laroya quiso añadir la importancia de tener presencia en las redes sociales y en Internet, como ventana al exterior y los beneficios que aporta el asociacionismo al turismo de la zona.

Por último, Guillermo Castillo, de Cortijo Los Vélez, señaló el buen servicio que en general dan los alojamientos rurales de Almería, y en particular la buena acogida que está teniendo el suyo. La base de su éxito es la colaboración con otras empresas del sector y promocionar la comarca a la vez que promociona su negocio.

Asaja-Almería agradece y valora las aportaciones de estos empresarios que participarán en las diferentes jornadas empresariales que se llevarán a cabo con el resto de grupos de empresarios rumanos que irán visitando la provincia en las próximas semanas.

De hecho esta semana visitará la provincia un nuevo grupo de empresarios rumanos especializados en el turismo de litoral y sol y playa que asistirán a unas nuevas jornadas institucionales el próximo miércoles 27 de febrero en la Escuela de música de Almería y el próximo lunes 4 de marzo de nuevo en la sede de Asempal.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *