La Junta difunde hábitos alimenticios saludables mediante el reparto de fruta en las escuelas y actividades divulgativas

La consejera de Educación, Mar Moreno, y el consejero de Agricultura, Pesca y Ambiente, Luis Planas, han presentado el Plan de Consumo de Fruta en las Escuelas, dirigido a promover los valores de una alimentación sana y hábitos de alimentación saludables entre la población infantil de la Comunidad Autónoma andaluza. Ambos representantes del Gobierno andaluz han aprovechado para visitar el ‘Frutibus’, iniciativa enmarcada en el citado Plan. Se trata de un autobús especialmente adaptado y equipado con material audiovisual para la realización de una serie de juegos y actividades relacionados con las frutas y hortalizas, que visitará los centros escolares participantes, desarrollando de esta forma un proyecto de educación nutricional conocido como ‘Ruta de la Fruta’.

 

Esta medida, puesta en marcha por la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, en colaboración con las Consejerías de Educación y Salud y Bienestar Social, constituye un valioso complemento a la distribución de frutas y hortalizas en los colegios y a otras medidas de acompañamiento del citado Plan de Consumo, como un ciclo de charlas-coloquio sobre aspectos nutricionales de estos alimentos.

El enfoque didáctico y ameno de las actividades desarrolladas por el equipo de profesionales de este peculiar autobús propicia un mejor conocimiento por parte de los escolares de los beneficios que reporta una dieta sana. En ese sentido, la consejera de Educación ha destacado la fuerte apuesta de la Junta de Andalucía por estas campañas de promoción de frutas y verduras en las escuelas, para garantizar nuevos estilos de vida más saludables, haciendo partícipes de ellas a las familias y profesorado de Andalucía.

Se prevé que al término de este año escolar el Frutibus haya visitado un total de 108 colegios andaluces

Por su parte, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha incidido en “el interés del Gobierno andaluz por defender políticas que garanticen un alto grado de protección de la salud, como es el caso de este Plan de Consumo de Frutas en las Escuelas, que proporciona una magnífica oportunidad para divulgar la Dieta Mediterránea, de la que estos alimentos constituyen una pieza fundamental, y que se halla en total sintonía con la actual preocupación que existe en la Unión Europea por prevenir problemas de salud relacionados con la alimentación, el sobrepeso y la obesidad”.

El Plan de Consumo de Frutas en las Escuelas en 2012/13

Este Plan empezó en 2009/10 con 616 colegios repartidos por toda la geografía andaluza, cifra que en el presente curso escolar se ha visto ampliada hasta los 850 centros de Educación Primaria, que tiene en sus aulas a escolares de entre 6 y 11 años. El Plan, 2012/13 empezó el 21 de enero y se desarrollará durante 4 meses, hasta finales de mayo.

El coste económico de la actividad de distribución y consumo de frutas en las escuelas asciende en 2012/13 a 1,4 millones de euros y cuenta con una financiación comunitaria y andaluza del 75 y 25%, respectivamente. En cuanto a las medidas de acompañamiento, financiadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), tienen un coste superior a los 200.000 euros. El presupuesto total del Plan de Consumo de Frutas en las Escuelas en este curso asciende, por tanto, a 1,6 millones de euros.

Entre las citadas medidas de acompañamiento se incluyen la difusión de un tríptico informativo; una Plataforma de Información Nutricional, compuesta por un teléfono de información y una dirección de correo electrónico; ciclos de charlas-coloquio dirigidas al alumnado y a la comunidad educativa; concurso para la confección de un recetario infantil denominado “Disfruta del Tomate”, y la Ruta de la Fruta con la ludoteca itinerante “Frutibus” que visitará más de 100 centros escolares. Esta labor informativa se complementa con la distribución de productos y el desarrollo actividades para el consumo de frutas en los centros.

El reparto de frutas a centros escolares se realizará a través de 14 unidades móviles dotadas de un sistema de mantenimiento de frío, medios de localización y personal para el reparto. Su consumo será in situ y en horas distintas a las del comedor escolar, coordinado y supervisado por el profesorado y con ayuda del personal que el centro estime conveniente. La fruta será de temporada y se distribuirá en tres raciones por niño que consistirán, dependiendo de la estación del año en 130 gramos de fruta convencional (mandarina, manzana o pera); 110 gramos de fruta procesada IV Gama que, según temporada podrá ser naranja ecológica, uva, manzana, pera, fresa o sandía y que se encuentra pelada, troceada y envasada al vacío, y una monodosis de 250 mililitros de zumo de naranja, mandarina o gazpacho, según el momento del año.

En cada entrega se incluyen productos para 3 días de consumo, lo que supondrá un total de 2 millones de dosis de frutas y verduras. En total serán 170.000 los alumnos de Educación Primaria que van a participar en estas actividades de consumo de frutas y verduras en las escuelas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *