La Junta ultima las obras de reparación de caminos rurales y cauces afectados por las inundaciones de septiembre

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente está ultimando las obras de emergencia que aprobó la Junta de Andalucía tras las inundaciones registradas a finales de septiembre en la comarca de Levante, unas obras que, en un tiempo récord, están prácticamente finalizadas –es el caso de la limpieza de cauces e infraestructuras hidráulicas-, o en una fase avanzada de ejecución –la de adecuación de caminos rurales-. Así se lo ha trasladado el delegado territorial de la Consejería, José Manuel Ortiz, al presidente del Grupo de Desarrollo Rural Levante Almeriense, y alcalde de Níjar, Antonio Jesús Rodríguez, en el transcurso de un encuentro celebrado hoy, al que han asistido también el alcalde de Garrucha, el primer teniente de alcalde de Vera, así como representantes de los regantes y empresarios de la comarca.

 

En el encuentro, los alcaldes y representantes empresariales de la comarca se han interesado por la marcha de las actuaciones que lleva a cabo la Junta de Andalucía y han expresado su intención de dirigirse también al Gobierno de España con el fin de conocer las previsiones de actuación en temas como la reparación de la autovía A-7, las infraestructuras de regadíos y las playas afectadas por las inundaciones.

José Manuel Ortiz ha precisado que en el caso de las actuaciones para la reparación de las infraestructuras hidráulicas -obras que cuentan con un presupuesto de casi 900.000 euros-, se han terminado una quincena de actuaciones y sólo están pendientes de finalización las del río Antas, a su paso por Vera, y las del río Aguas, en Mojácar. Estas obras está previsto que concluyan a finales de febrero. En cuanto a las obras para la reparación de los caminos agrícolas afectados por las lluvias, de los 29 municipios en los que se realizan trabajos, ya se han finalizado las obras en siete, en otros 8 municipios se finalizarán esta semana, y el resto concluirán a lo largo de este mes. En total, con una inversión de 3 millones de euros, se está interviniendo en más de 100 caminos agrícolas, beneficiando a 6.112 explotaciones agrarias.

Depuradoras de Antas y Huércal-Overa

Por otra parte, el delegado territorial ha informado a los representantes del GDR de las gestiones que lleva a cabo la Consejería con los ayuntamientos de Antas y Huércal-Overa y la empresa pública Galasa (Gestión de Aguas del Levante Almeriense SA) para buscar solución a la depuración de aguas residuales de dichos municipios, servicio que se vio interrumpido por los efectos de la riada del pasado mes de septiembre.

En estos momentos, según José Manuel Ortiz, tanto los ayuntamientos como la empresa Galasa están estudiando la propuesta que expuso el secretario general de Medio Ambiente y Aguas en un encuentro celebrado el pasado 25 de enero en Almería con la alcaldesa de Antas, el alcalde de Huércal-Overa y los representantes de Galasa.

La solución, según se puso de manifiesto en dicho encuentro, tiene que atender a la situación generada por las inundaciones mediante la restitución temporal del servicio de depuración de aguas por parte de la Administración local competente del mismo, mientras que la Junta de Andalucía abordaría la solución definitiva con la construcción de nuevas infraestructuras de depuración en ambos municipios.

Plan preventivo

El presidente del GDR, que ha propuesto la necesidad de elaborar un plan preventivo de emergencias para la comarca en el que se impliquen todas las Administraciones, ha expuesto la preocupación de los sectores económicos -turístico, agrícola y pesquero, principalmente-, por el desarrollo de las actuaciones de reparación de los daños provocados por las inundaciones de finales de septiembre. En el caso del sector turístico, considera importante que se actúe antes de la Semana Santa, con el fin de dar una señal de confianza a los posibles visitantes. En cuanto a los regadíos, se ha interesado por la posibilidad de que la Junta de Andalucía compense a las comunidades de regantes por los gastos que han tenido que realizar para reparar los daños, así como por la contribución del Gobierno de España.

Por lo que se refiere a la pesca, el presidente del GDR ha expuesto los problemas que tienen los pescadores de Garrucha con los restos que encuentran en los fondos marinos -arrastrados por las riadas-, y ha trasladado la petición de colaboración pública por parte del sector.

Tanto el delegado de la Junta como el presidente del GDR han reconocido el esfuerzo que se está realizando por las Administraciones públicas y por los sectores económicos de la comarca para restablecer la normalidad, y han lanzado un mensaje claro a la opinión pública de que se está trabajando en la dirección adecuada para la solución de los problemas, y que en el caso del sector turístico, los visitantes tengan la tranquilidad de que las playas estarán en magníficas condiciones.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *