Asaja-Andalucía en busca de un plan estratégico que mitigue la crisis del sector agrícola

El sector de los cítricos, que se vislumbraba como uno de los sectores más pujantes de la agricultura andaluza está sumido en una crisis estructural, derivada del hundimiento de los precios en origen, situados muy por debajo de los costes de producción, que está provocando el abandono de algunas plantaciones.

 

Ante esta crítica situación, que con mayor o menor intensidad se ha venido produciendo en las últimas campañas, el presidente de ASAJA-Andalucía, Ricardo Serra, se ha reunido con el consejero andaluz de Agricultura, Luis Planas, a quién ha trasladado la preocupación de ASAJA por la grave situación por la que atraviesan los productores de cítricos, le ha instado a diseñar un Plan Estratégico para el Sector Citrícola andaluz y le ha planteado algunas de las medidas que a juicio de ASAJA-Andalucía deberían contemplarse en el citado Plan.

En dicho encuentro, el consejero andaluz de Agricultura, Luis Planas, ha expresado su preocupación por este sector, cuyo funcionamiento ha calificado de “caótico” y se ha comprometido con ASAJA a poner en marcha un grupo de trabajo estable que permita buscar soluciones y reorganizar el sector.

Sin duda, uno de las medidas fundamentales para corregir dicho desequilibrio se centra en las mejoras que pueda aportar la nueva Ley de la cadena alimentaria en aspectos como el de las relaciones contractuales, y que estará directamente relacionado con los avances en la aplicación de las normas de la Competencia en el sector agrario.

Sin embargo, al margen de esos posibles avances en dichas materias de carácter general para el sector agrario, la situación del sector citrícola necesita de medidas especificas que deberían contemplarse en un Plan Estratégico Andaluz del Sector Citrícola, que corrija las debilidades y limitaciones actuales y ponga en valor la importancia de este sector a nivel regional y nacional.

De cara a plantear objetivos y líneas de actuación específicos a llevar a cabo en este Plan Estratégico, ASAJA-Andalucía ha avanzado algunos aspectos que consideramos de interés analizar:

1º Actualización permanente del censo de especies y variedades, instrumento base para el establecimiento de un plan de reestructuración que de respuesta a las demandas reales del mercado, a diferencia del régimen de ayudas a la reconversión de cítricos que se ha llevado a cabo desde 2009 y que, al margen del retraso en los pagos y la falta de cofinanciación autonómica, no ha tenido incidencia precisamente por la falta de objetivos estratégicos y de planificación previos.

2º Homogeneidad en la metodología de elaboración de los aforos citrícolas en Andalucía, así como acuerdos al respecto con el resto de CC.AA. productoras.

3º Información actualizada de precios y costes, así como del comercio comunitario, estatal, exportaciones e importaciones.

4º Ampliación del abanico de las estructuras comercializadoras para fomentar la competencia. De forma general, el apoyo a las figuras para la concentración de la oferta, que se han limitado al fomento de las OPS, no han alcanzado los objetivos marcados por la Comisión Europea.

5º Inclusión de mecanismos de regulación de mercados en la nueva PAC. Establecimiento de indicadores que determinen la entrada en crisis y activación de medidas a adoptar. Sin duda este punto está estrechamente relacionado con las negociaciones actuales sobre la reforma de la PAC.

6º Promoción del consumo. En este punto hay que analizar la situación actual de la Interprofesional Citrícola Española (INTERCITRUS).

7º Mejora de los mecanismos de control. Incremento de los controles e inspecciones de calidad en los puntos de venta.

8º Fomento de la investigación andaluza de nuevas variedades que den respuesta a las demandas reales del mercado. Consideramos un importante déficit en investigación de nuevas variedades para cubrir los huecos de mercado, sobre todo de enero a marzo en pequeños cítricos. Son necesarias alianzas con el IVIA e INIA, y no permitiendo determinadas exclusividades en el uso de variedades en la C. Valenciana.

9º Refuerzo de la vigilancia sanitaria. Casos como el “greening” son muy preocupantes ha afectado gravemente la producción de cítricos en diferentes países de Asia, África, Subcontinente Indio y en la Península Arábiga. En el continente americano fue descubierta en Brasil (2004), en USA (2005), Cuba (2007), República Dominicana (2008) y recientemente detectada en Belice y México (2009).

10º Contexto de competencia leal y reciprocidad en acuerdos comerciales. En los acuerdos de la UE con países terceros, es necesario realizar un estudio de impacto. De los acuerdos que en la actualidad la UE está en proceso de negociación, podemos destacar el referente a UE-MERCOSUR y concretamente en el zumo de naranja. En este producto, y a diferencia de lo que acontece en la UE, el gobierno brasileño establece precios mínimos, ayudas al almacenamiento y ayudas directas a los productores de naranja.

Es una clara desventaja para los agricultores de la UE frente a unas producciones donde existen precios mínimos ligados a los costos de producción y apoyados con ayudas directas por su administración.

El sector de los cítricos se vislumbraba como uno de los sectores más pujantes de la agricultura andaluza, es un sector moderno, en el que se han realizado importantes inversiones en los últimos años, con nuevas plantaciones y nuevas variedades teóricamente muy competitivas. La superficie andaluza de cítricos se sitúa en 80.000 hectáreas que se distribuyen por las provincias de Sevilla, Huelva, Córdoba, Málaga, Almería, Granada y Cádiz y supone el 30% de la producción nacional de cítricos y más del 40% de la producción nacional de naranja. Su aportación anual a la Producción Final Agraria andaluza se fija en 600 millones de euros y genera entorno a 3,5 millones de jornales solo en la fase de producción.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *