Regantes invierten 12 millones de euros para garantizar empleo y cultivos tras el temporal del mes de septiembre

El mantenimiento del empleo agrícola y la supervivencia de los cultivos en muchas zonas de producción de la provincia de Almería afectadas por el temporal del pasado mes de septiembre sólo ha sido posible gracias al enorme esfuerzo económico que han afrontado las comunidades de regantes en las zonas afectadas. Los últimos datos recopilados por la Federación de Regantes de Almería (FERAL) confirman que los gastos extraordinarios para solventar roturas y desperfectos en infraestructuras de riego ascienden ya a 12 millones de euros.

 

La iniciativa propia de los regantes contrasta con la falta de respuestas desde las administraciones competentes, que hasta la fecha no se han desplazado al campo para verificar los daños comunicados ni para comprobar in situ la magnitud de las obras de emergencia que se han llevado a cabo. “No entendemos esta actitud pasiva que sólo genera desaliento entre los afectados, quienes han arrimado el hombro desde el primer momento para evitar despidos de trabajadores en las fincas y han hecho lo imposible para garantizar que el agua siga yegando a los cultivos y evitar así la pérdida de importantes producciones que han estado a punto de no poder llegar al mercado”, explica José Antonio Pérez, portavoz de FERAL, quien agradece la colaboración prestada por algunos ayuntamientos para solventar problemas en caminos rurales y otras vías de comunicación.

Ante esta pasividad, FERAL y COAG Almería –junto con las comunidades de regantes afectadas por el temporal- se han reunido en la Comunidad de Usuarios Aguas del Almanzora al objeto de aunar fuerzas frente a una Administración que se ha despreocupado de la difícil situación de los afectados. “Desde COAG consideramos importante apoyar a las comunidades de regantes que se han visto afectadas por el temporal, ya que los agricultores las necesitan directamente y si no están en condiciones óptimas tampoco lo estarán los cultivos de sus explotaciones agrarias. El campo del Levante almeriense sufrió un fuerte varapalo con el temporal que asoló invernaderos, naves ganaderas y dañó comunidades de regantes y esta situación no puede alargarse más porque conllevará la destrucción de empleo directo”, señala Andrés Góngora, Secretario Provincial de COAG Almería.

Ayudas sin concretar

El Gobierno de España publicó a finales del pasado mes de diciembre la Ley 14/2012 de medidas urgentes para paliar los daños producidos por catástrofes naturales en varias comunidades autónomas. FERAL considera que los plazos contemplados en dicha norma no se ajustan a las necesidades reales de los afectados. Tampoco se concretan cuales serían las ayudas para sufragar los desperfectos en infraestructuras de riego.

Para agilizar la defensa de los intereses de sus regantes, FERAL ha decidido elaborar un informe conjunto de daños con las obras de emergencia realizadas hasta la fecha en todas sus comunidades afectadas. Dicho informe se entregará a COAG, así como a otras organizaciones agrarias que lo soliciten. El objetivo de FERAL y COAG es sensibilizar a las administraciones competentes para que la comisión interministerial que coordina las ayudas por el temporal se desplace a las zonas afectadas y conozca de primera mano la difícil situación por la que atreviesan los regantes, cuatro meses después del temporal.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *