La Junta paga más de 1,3 millones de euros en ayudas a 185 apicultores por su contribución a la conservación de la biodiversidad

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha efectuado en las últimas semanas el pago de más de 1,3 millones de euros en ayudas a un total de 185 apicultores de la provincia de Almería, ayudas que tienen como objetivo fundamental el mantenimiento de un nivel adecuado de la apicultura trashumante, por las repercusiones beneficiosas que tiene esta actividad en la conservación de la biodiversidad.

 

El delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Manuel Ortiz, destaca la importancia de estas ayudas públicas al sector de la apicultura “para el fomento de la utilización de la tierra de una forma compatible con la protección y mejora del medio ambiente, el paisaje y sus características naturales, así como la conservación de entornos agrarios de alto valor natural, que se encuentran amenazados, y su contribución a la conservación de la flora silvestre, sobre todo los arbustos”.

La apicultura, que durante una parte del año se asienta en zonas de flora silvestre -muchas de ellas incluidas en la Red Natura 2000- es una actividad muy importante para el mantenimiento de la biodiversidad y la conservación de la flora y la fauna, gracias ala labor de polinización que realizan las abejas.

Almería, por su variedad climática, el contraste de sustratos y sus suelos, sobresale por presentar una gran variedad de hábitats. Mucha de su rica flora espontánea resulta especialmente beneficiada por la labor polinizadora de las abejas que, aunque no son los únicos insectos polinizadores, sí tienen una extraordinaria actividad. De ahí que la instalación de colmenas en estos territorios tenga una importante repercusión positiva en la conservación de la biodiversidad vegetal.

Esta labor se hace aún más evidente en el sistema de trashumancia, ya que las colmenas se van moviendo de un lugar a otro siguiendo las floraciones de las diferentes comunidades vegetales, con lo cual se amplía el efecto de la labor polinizadora, lo que genera un beneficio público no remunerado

Estas subvenciones están cofinanciadas con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), la Administración General del Estado y la Junta de Andalucía, y están sometidas al principio de pago íntegro establecido por la reglamentación europea, que no permite el abono de estas ayudas sin contar con las tres fuentes de financiación. Asimismo, el pago de estas ayudas se produce una vez realizados los preceptivos controles administrativos y sobre el terreno de las solicitudes de pago, para garantizar el cumplimiento de los compromisos suscritos por los beneficiarios.

Primera de Andalucía

Almería es la primera provincia de Andalucía en el sector de la apicultura. El sector apícola almeriense, con datos de 2012, tiene unas 950 explotaciones, con más de 166.000 colmenas autorizadas. De estas colmenas, más de 144.000 son trashumantes, y algo más de 10.600, estantes.

Dedicadas a la producción, en Almería hay 257 explotaciones apícolas (33.000 colmenas), mientras que a la polinización hay registradas casi 100, con 9.000 colmenas. No obstante, la mayor parte de las explotaciones (573) y de las colmenas (113.332) son mixtas –están destinadas tanto a la producción como a la polinización-.

Poniente es la comarca con un censo mayor de explotaciones apícolas (352) y de colmenas (56.592), donde se dedican principalmente a la selección y cría de abejorros y a la polinización agrícola. Le siguen el Bajo Andarax-Níjar, con 191 explotaciones y 39.228 colmenas, y Alto Almanzora, con 166 explotaciones y casi 36.900 colmenas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *