El 67,2 por ciento de los productores considera que la venta directa puede mejorar la rentabilidad de las explotaciones agrarias

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha elaborado un estudio sobre la utilización del sistema de venta directa por parte de los productores. Del estudio se desprende que el 67,2 por ciento de ellos considera la venta directa y los canales cortos de comercialización como una alternativa real para mejorar la rentabilidad de sus explotaciones agrarias.

 

Este resultado se basa en las entrevistas realizadas para el Barómetro del Clima de Confianza del Sector Agroalimentario que elabora el Ministerio a 1.050 productores durante el tercer trimestre de 2012.

Entre los sistemas más adecuados para realizar la venta directa de los productos, el 34,8 por ciento de los encuestados opta por establecimientos organizados por productores, el 28,2 por ciento a través de cooperativas y el 15,3 por ciento por venta virtual a través de Internet.

Entre los encuestados se detecta, sin embargo, que el 59 por ciento no ha utilizado el sistema de venta directa, frente a un 41 por ciento que si ha usado esta vía para comercializar sus productos directamente con el consumidor

Entre estos últimos, el 44,6 por ciento destaca entre las ventajas de la venta directa la eliminación de costes por intermediarios, el 43,6 resalta el mayor margen de beneficio y el 18,4 por ciento la posibilidad de interactuar con los consumidores.

Los que utilizan o han utilizado alguna vez el sistema de venta directa declaran también no haber tenido trabas con la legislación para la venta o transformación de sus productos, frente a un 17,7 por ciento que señala haber tendido algún inconveniente.

BARÓMETRO DEL CLIMA DE CONFIANZA

El objetivo de este Barómetro que publica el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, es recoger información que refleje el nivel de satisfacción y el clima de confianza de los distintos agentes relacionados con la agroalimentación (productores, mayoristas, industrias, distribución, y consumidores).

Los estudios se dividen en diferentes áreas de interés:

· Coyuntura económica del país: situación general de la economía y el estado del mercado y de las exportaciones en España.

· Coyuntura económica del sector agroalimentario: Situación del sector agroalimentario.

· Confianza ante el consumo de alimentos: grado de confianza en el consumo de alimentos.

· Relaciones comerciales para productores, industria, mayoristas y distribuidores.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *