Arias Cañete: La supresión de cuotas del sector lácteo supondría una merma en su competitividad que no podemos asumir

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado esta mañana en Bruselas que “la supresión del régimen de cuotas del sector lácteo sólo va a acarrear una merma en la ya dañada competitividad del sector que, en estos momentos, no podemos asumir”.

 

Durante su intervención en la sesión del Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea, Miguel Arias Cañete ha valorado de manera positiva la presentación del informe de la Comisión sobre el sector lácteo, ya que resulta “muy oportuno disponer de esta información para reflexionar sobre el futuro del sector en general y el régimen de cuotas en particular”.

Así, el ministro ha asegurado compartir el análisis presentado respecto a los factores determinantes en la situación de mercado, como la volatilidad y el aumento de los costes de producción. “Por ello, es más necesario que nunca mantener un control de la producción que evite aún más pérdidas en este sector”, ha resaltado.

Por este motivo, el ministro ha expresado sus dudas sobre la evolución positiva de las medidas del “aterrizaje suave” y sobre si las explotaciones españolas se encuentran en condiciones de competitividad adecuadas para afrontar un futuro sin cuotas.

Asimismo, aunque Arias Cañete considera que las medidas del “Paquete Lácteo” son una buena herramienta para el equilibrio del mercado, “no podemos esperar que sean la solución a todos los problemas del sector, como tampoco que la nueva PAC contenga todos los instrumentos necesarios para garantizar la eliminación de las cuotas”. Por este motivo, el ministro ha pedido reflexionar sobre este régimen y valorar una prórroga en el tiempo, “al menos hasta que conozcamos el impacto de las medidas del Paquete Lácteo y aprobemos la reforma de la PAC”, ha completado.

En este sentido, el ministro ha apuntado que dicha reforma debe garantizar que el sector lácteo cuente con los apoyos suficientes dentro del nuevo esquema de pagos directos y dentro del desarrollo rural, y que las medidas de la OCM constituyan una verdadera red de seguridad.

DERECHOS DE PLANTACIÓN DE VIÑEDO

Por otro lado, Arias Cañete ha señalado, en la misma sesión del Consejo de Ministros de Agricultura, que el control potencial vitivinícola a través de los derechos de plantación en la UE ha supuesto, en los últimos años, “un eficaz instrumento de regulación del equilibrio entre oferta y demanda del mercado y ha contribuido a su estabilización y a la valorización de las producciones”.

En opinión del ministro, la supresión de este instrumento provocaría efectos muy negativos en el sector productor, en los mercados y en la actividad económica de las zonas productoras. En este sentido, Arias Cañete ha agradecido al comisario Dacian Ciolos la creación del Grupo de Alto Nivel para analizar “las negativas consecuencias que la liberalización de las plantaciones habría podido tener”.

Arias Cañete ha mostrado el apoyo de España a las conclusiones que este grupo acordó en la reunión del pasado viernes para seguir trabajando en un mecanismo de regulación de las plantaciones del viñedo, basado en autorizaciones, “que respaldará los enormes esfuerzos realizados en los últimos años por parte del sector y que, de haber alcanzado la liberalización prevista, se habrían perdido”, ha dicho.

AVANCES EN LA REFORMA DE LA PAC

En su intervención ante el Consejo de Agricultura de los 27, Arias Cañete ha agradecido a la Presidencia chipriota el gran esfuerzo que ha realizado a lo largo de este semestre para avanzar en las negociaciones sobre la reforma de la PAC. Así, en relación con los pagos directos, Arias Cañete ha señalado los progresos obtenidos en este semestre en cuanto a la flexibilización de las medidas de reverdecimiento y su equivalencia, “donde se han realizado propuestas muy interesantes en las que habrá que profundizar y que suponen un buen punto de partida para la continuación de los debates”, ha indicado.

El ministro también ha destacado otros progresos, como en la mejora de la eficacia de la gestión del régimen simplificado para pequeños agricultores y en la operatividad del pago a los jóvenes agricultores en el primer pilar de la PAC.

Además, el titular de Agricultura se ha referido a las “grandes inquietudes” de España en esta reforma, como la dilución del pago medio por hectárea que se puede producir si no se permite que el Estado miembro establezca una limitación de las superficies elegibles en base a un periodo de referencia. Asimismo, Arias Cañete ha señalado que otro de los asuntos pendientes, y también prioritario para España, es garantizar un apoyo asociado adecuado que permita atender las necesidades de aquellos sectores que afronten dificultades específicas o que se vean sensiblemente afectados por la aflicción de la nueva PAC.

Con respecto al Reglamento de la OCM, Arias Cañete considera necesario que los agricultores europeos cuenten con una red de seguridad “verdaderamente eficaz gracias a unos niveles de precios adecuados y con unas medidas excepcionales de actuación en caso de crisis que sean flexibles y con una dotación financiera adecuada”. “Estas medidas sólo serán eficaces si se consigue reequilibrar la cadena de valor y reforzar el poder negociador de los productores”, ha señalado.

En relación con el Reglamento de Desarrollo Rural, Arias Cañete ha indicado que España valora de forma “muy positiva” que se incluya la posibilidad de elaborar un programa nacional, además de los programas regionales, “con la debida limitación y garantizando la coherencia entre ellos”. En cuanto a las medidas forestales, “compartimos la inclusión de los bosques de propiedad y gestión estatal como beneficiarios de las medidas de inversiones para la prevención y restauración de daños en bosques y para mejorar la adaptación y el valor medioambiental de los ecosistemas forestales”, ha añadido.

Por último, en los temas pendientes de cierre, el ministro ha solicitado la inclusión de las regiones en transición con una tasa de cofinanciación comunitaria del 75% y ha sugerido la necesidad de avanzar en el debate sobre las implicaciones del componente verde. Sobre las medidas de gestión de riesgos, “insistimos en que no deben poner en peligro la viabilidad del sistema español”, ha dicho el ministro, quien ha solicitado también que se avance en la simplificación del procedimiento de aprobación de las ayudas estatales al desarrollo rural.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *