Juventudes agrarias de Coag pide mejorar la gestión y el presupuesto para asegurar el relevo generacional

Juventudes Agrarias de Coag ha denunciado hoy a las puertas del Parlamento de Andalucía la mala gestión de las ayudas a la incorporación de jóvenes. Con un desayuno repartido entre los ciudadanos que se han acercado a los Jardines del Parlamento, Juventudes Agrarias ha explicado los problemas a los que se enfrentan los jóvenes que tratan de incorporarse a la actividad agraria.

 

Como ha señalado el secretario general de Coag Andalucía, Miguel López, “en un sector agrario caracterizado por el envejecimiento de los titulares de explotación (sólo un 6,4% tiene menos de 35 años), es fundamental apostar por el relevo generacional para garantizar la continuidad de la actividad”.

Por su parte, Carmen Quintero, portavoz de Juventudes Agrarias, ha recordado que “la Junta ha perdido una oportunidad única, porque nunca vamos a volver a tener tanto margen ni tantos fondos que no se han aprovechado”. Así, ha explicado que el presupuesto inicial para esta medida del PDR de Andalucía era de 198 millones, que se recortaron hasta 90 y que sólo se han pagado 28,7, de los cuales más de 20 corresponden a compromisos anteriores. Por tanto, de las solicitudes realizadas entre 2007 y 2011, los jóvenes sólo han recibido 8,6 millones, de los cuales la Junta sólo ha puesto 430.000 euros, ya que esta medida está cofinanciada al 95%.

Carmen Quintero ha recordado que “por cada cinco euros que pone la Junta llegan 95 de Bruselas y de Madrid. Si la Junta no los pone, ese dinero se pierde”. Y estas condiciones cambiarán cuando Andalucía deje de ser región de convergencia. “Nunca volveremos a tener unas condiciones tan favorables, por eso se ha perdido una oportunidad única”, ha remarcado Quintero. “Además, el presupuesto para 2013 de la Junta sólo incluye 8 millones para esta partida, cuando para cubrir los compromisos tendría que destinar unos 30”.

La portavoz de Juventudes ha destacado también que la situación de los jóvenes andaluces contrasta con la de otras comunidades autónomas: “entre 2007 y 2011, en Aragón y en Castilla y León han cobrado ayudas unos 1.000 jóvenes en cada una de estas regiones. Sin embargo, en Andalucía, que tiene el 25% de las explotaciones españolas, se han presentado más de 1.700 pero sólo se han pagado unas 300”.

El sector agrario tiene una importancia esencial para Andalucía, con una Producción Final Agraria de más de 10.000 millones de euros, y con una capacidad de generar empleo que, junto a la industria asociada, alcanza el 20% del PIB.

Con estos datos, la continuidad de la actividad sólo está garantizada si hay relevo generacional. Pero de la incorporación de jóvenes no sólo depende el futuro del campo: por cada joven que se inicia en la actividad se generan entre 8 y 10 empleos, según Eurostat.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *