Asaja denuncia que el precio del tomate ha caído un 36% en un mes por la competencia desleal marroquí

La situación de las cotizaciones en origen del tomate vuelven a ser protagonistas de la actualidad agraria. A los avatares caprichosos del tiempo, los vaivenes de precios, los abusos de la distribución y un sinfín de dificultades que han de sortear desde que cultivan su semilla hasta que el producto llega al fin al lineal supermercado, los productores de tomate vuelven a encontrarse con el mismo problema que se repite cada año: la entrada masiva y a precios por debajo del límite de tomate procedente de Marruecos.

 

Desde Asaja se recuerda que por más que se denuncia el asunto una y otra vez y las autoridades competentes aseguran que se reforzarán los controles para evitar esta situación, lo cierto es que en un momento crucial de la campaña el precio se ha desplomado nada menos que un 36% en sólo un mes. Tal y como confirma el Presidente de Asaja-Almería, Francisco Vargas.

“Hemos vuelto a la cruda realidad. Desde el 1 de noviembre hasta el día 16 Marruecos ha introducido cerca de 18.000 toneladas de tomates. Esto significa que Marruecos ha incrementado sus exportaciones de tomate a la UE alrededor de un 70%, comparado con los de la campaña pasada en el mismo periodo”, describe el coordinador de la sectorial de frutas y hortalizas de Asaja, Benjamín Fauli.

Pero es más en sólo dos días (13 y 14 de noviembre) se comercializaron 5.198 toneladas, y hasta esa fecha ha introducido 17.913 toneladas un 51% del contingente disponible para todo el mes. Recordamos que en el mes de noviembre Marruecos tiene un contingente de 34.500 toneladas, por lo que de seguir este ritmo, sobrepasará con creces el contingente asignado, tal como ha hecho en campañas anteriores.

Precios en origen sin rentabilidad

A esta situación de entrada masiva le tenemos que unir que el precio medio de entrada del tomate marroquí en la UE se mantiene desde el 1 de noviembre por debajo del mínimo establecido en el Acuerdo de Asociación entre la UE y Marruecos (46,1€/100kg).

Estas cifras brutales de exportación vienen acompañadas de otra situación que, pese a las promesas recibidas de que se iba a ejercer un control riguroso, no nos sorprenden, matiza Benjamín Faulí: Marruecos ha vendido por debajo del precio de entrada, 46,1 euros por cien kilogramos, llegando a valores de 36 euros por cien kg. “Hablamos de tomates recolectados, confeccionados y puestos a la venta en la UE. Para hacernos una idea de lo que significa esta cifra, cabe recordar que el Ministerio de Agricultura valoraba en 2008 los costos de producción de tomate español entre 0,342 y 0,639 €/Kg, dependiendo del tipo, por lo que ahora mismo estamos a niveles por debajo de la rentabilidad, y eso que estamos a primeros de campaña”, añade.

ASAJA considera que esta situación puede agravarse en los próximos días ya que, como se sabe, el tomate es un producto estratégico para Marruecos. El ministro de Agricultura marroquí confirmaba recientemente que la producción de tomate en su país se mantendrá al mismo nivel que la campaña pasada: 850.000 toneladas y las tendencias de exportación son claras. En el marco del acuerdo de libre comercio UE-Marruecos, y con datos de fuentes del país vecino, las exportaciones totales marroquíes en 2011, mostraron un marcado incremento del 34,7% respecto a 2010. Si nos centramos en agroalimentación el incremento fue del 25,6% y en el caso particular del tomate marroquí, las exportaciones en la primera parte del año 2012, se incrementaron un 8%. Incluso así Marruecos importa más que exporta, y se aferra la necesidad de potenciar su exportación como consecuencia de un déficit que en 2012 se incrementa dos puntos cada mes, estando ya en el 18% del PIB y que puede superar el déficit total de 2011, que fue del 21%, y el acuerdo de libre comercio con la UE es su mejor arma comercial.

La consecuencia de toda esta situación ha sido que la cotización media del tomate andaluz ha descendido entre 10-15 céntimos en la segunda quincena del mes de octubre, con lo que la caída hasta mediados de noviembre es de un 36%. Los tomates lisos encabezan el ranking de los peor valorados, depreciándose considerablemente, precisamente los tipos de tomate más sensibles a la competencia marroquí.

Desde Asaja “lamentamos tener que exigir de nuevo -como si durante el proceso negociador no se hubiera avisado por parte todo el sector- un control eficaz del régimen de precios de entrada a las autoridades aduaneras, y exigimos que se tomen todas las medidas políticas necesarias para impedir esta práctica mil veces denunciada”, denuncia Fauli.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *