Asaja alerta del mal uso de los reguladores de crecimiento por parte de agricultores holandeses

Asaja ha podido saber que en Holanda se podría estar utilizando el etefón para madurar el tomate. La organización sospecha que debido a la finalización de la cosecha en este país se podría estar utilizando este fitoregulador para acelerar la maduración del producto y finalizar cuanto antes la producción. Esta materia activa pertenece al grupo de los reguladores de crecimiento y que según refleja el registro oficial del Ministerio de Agricultura no presenta en la actualidad autorización para su uso en tomate.

 

Según el Sistema de Alertas Rápidas de la UE (Rasff) es la propia Holanda quien ha dado la alerta sobre una partida de tomate procedente del propio país que ha destinado a destrucción ya que estos tomates han dado positivo al contener 1,8 pm/mg.

Desde esta organización lamentamos que estos agricultores estén llevando a cabo estas prácticas que son del todo contrarias a las buenas prácticas agrícolas y lo peor es el consentimiento que se tiene por parte de los supermercados del norte de Europa cuando la alerta procede de un país de su entorno.

Por este motivo, desde Asaja recomendamos a los supermercados y consumidores europeos que consuman tomate de Almería que está cultivado con el mayor respeto al medio ambiente y rigurosidad en seguridad alimentaría, todo ello garantizado por el incremento hasta cerca del 100% del empleo del control integrado y ecológico en este cultivo en la actual campaña, lo que hace que tenga un valor diferenciador respecto a sus competidores.

Alerta sobre productos chinos

Además esta asociación también quiere pedir mayor control a las exportaciones de Países Terceros ya que la ligereza de estos controles permite que entren productos que no cumplen con las exigencias sanitarias mínimas requeridas a los productos agroalimentarios destinados al consumo. Tal es el caso de China, que también ha causado alerta al haber encontrado presencia del virus de la Hepatitis A en cubas con fresas congeladas, o lo que ha ocurrido recientemente con las naranjas de Brasil, advertida en este caso desde la propia UE de la necesidad de mejorar sus controles en origen a sus exportaciones debido a la fuerte presencia de plagas en sus naranjas.

En opinión de Asaja, Europa se juega mucho en su política alimentaria y sobre todo en cuestiones de seguridad en un mercado global tendente a la liberalización por eso es muy importante trasladar firmeza y rigor en nuestras fronteras, ya que sólo así podremos garantizar la seguridad de lo que comen a diario millones de europeos.

Además Asaja solicita que estos controles en fronteras se hagan extensivos a los acuerdos comerciales, ya que en los últimos días estamos asistiendo a un nuevo incumplimiento por parte de Marruecos del nuevo acuerdo que lleva en vigor poco más de un mes y que debido a la entrada de mayor cantidad de producto en las últimas semanas y a la venta de tomate por debajo del precio mínimo establecido ha provocado la caída de nuestros precios en origen más de un 30%.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *