Arias Cañete expresa el compromiso del Gobierno con el control de la actividad pesquera española

El Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha lamentado hoy en el Senado que el control de la actividad pesquera española no fuera uno de los puntos fuertes del Gobierno anterior. Por el contrario, “este Gobierno se ha comprometido a ello, y así se lo ha hecho saber a todo el sector, en particular al de bajura del Cantábrico, perjudicado este año por las multas de la caballa y el jurel”, ha asegurado.

 

En respuesta a una pregunta del senador José María Cazalis, del Grupo Mixto-PNV, Arias Cañete ha aclarado que el máximo de capturas de jurel permitidas a la flota española en 2012 no ha sido de 5.000 toneladas, sino de 5.611, y que esta cuota “no es para la flota de bajura sino para toda la flota de España”.

También ha recalcado que el criterio seguido por el Gobierno para el intercambio de parte de la cuota española con otros Estados miembros ha sido “la obtención del mayor beneficio posible para el conjunto del sector pesquero, dentro del que se incluye, lógicamente, el sector de la Comunidad Autónoma vasca”.

Durante la comparecencia, el ministro ha explicado que la flota española faena y captura el stock de jurel, principalmente al cerco y al arrastre, en la zona VIIIb, pero en una pequeña proporción con respecto a la cuota que le corresponde a España Así, el ministro ha indicado que en 2010, de una cuota inicial de 16.700 toneladas, se cedieron a otros Estados miembros 15.000, y aún así quedaron 300 toneladas sin pescar. Y en 2011 se partía de una cuota española de 16.800 toneladas, de las que se cedieron 14.300 y consumimos 2.500.

En 2012 le correspondió a España una cuota inicial de 16.711 toneladas, de las que usamos 11.100 para hacer intercambios con otros Estados miembros, “dada la necesidad de otras cuotas y el bajo consumo que se ha hecho tradicionalmente de este stock por parte de la flota española”, ha aclarado. De esta forma, la cuota final ha quedado en 5.611 toneladas, que han sido consumidas por completo, por lo que la pesquería se ha cerrado a finales de octubre.

Según ha expuesto el ministro, el cierre de esta pesquería se ha visto también condicionado por el hecho de que la flota española no ha podido pescar, en el caladero nacional, 11.623 toneladas “que se nos han descontado en 2012 como consecuencia de la sobrepesca de 2011”. Y el jurel que la flota no ha podido capturar en el caladero nacional ha ido a pescarlo a la zona VIIIb, “a un ritmo sin precedentes”. No obstante, Arias Cañete ha subrayado que esta circunstancia no tendría que repetirse en otras ocasiones, “porque nosotros sí estamos dispuestos a cumplir con las obligaciones de un Estado pesquero responsable”.

En este sentido, Arias Cañete ha asegurado que se hará un seguimiento exhaustivo de la cuestión, porque el salto de capturas de 2.500 a 5.600 de un año a otro pudiera dar lugar a sospechas de que se ha estado declarando en una zona lo que realmente se pescaba en otra.

Por otra parte, el ministro considera que no es descartable que parte del sector creyera que, declarando capturas de jurel en la zona VIIIb, se estaba asegurando derechos históricos para un futuro reparto de cuotas. En este contexto, Arias Cañete ha asegurado que, “el día que haya reparto será sobre la base de desembarques verificados por la inspección pesquera y con un cuidadoso estudio de las posiciones por satélite de los barcos”, ha concluido.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *