Los agricultores consideran «insuficientes» las ayudas ofrecidas por el Gobierno al Levante almeriense

El Gobierno Central ha anunciado las medidas que pone en marcha para restablecer la zona del Levante almeriense afectada por las lluvias torrenciales acontecidas el pasado mes de septiembre. Como anunciaran dirigentes del Partido Popular almeriense, entre los que se encontraban el presidente del Partido Popular de Almería, Gabriel Amat, los diputados nacionales Rafael Hernando, Carmen Navarro y Jesús Caicedo, y la senadora María del Mar Agüero, en total se estima que el apoyo económico canalizado desde la Administración central podrá superar los 60 millones de euros. Amat comunicó que «lo que pretende el Gobierno es restablecer la normalidad en una zona que se ha visto afectada por una terrible desgracia, por eso está actuando con celeridad a pesar de estar en un marco de restricciones presupuestarias. Para el Gobierno es importante atender a estas situaciones de forma prioritaria y eficaz». Las medidas que se habilitan corresponden a la ampliación del Real Decreto 25/2012 de 7 de septiembre, que con las enmiendas presentadas por el Partido Popular, explicó Rafael Hernando, «se amplían las medidas ya adoptadas anteriormente como la exención del IBI para titulares de inmuebles o explotaciones agrícolas y ganaderas, ayudas para el pago de bienes y enseres hasta un total de 2.850 euros a los particulares, y ayudas para establecimientos agrarios o ganaderos que pueden llegar hasta 8.000 euros». Entre las enmiendas presentadas, destacó el diputado popular, figuran «ayudas por fallecimiento, ayudas a corporaciones locales por los efectos de las inundaciones como los gastos de retirada de lodo, la limpieza de vías y entornos para restablecer la normalidad, así como la retirada de animales muertos y la declaración de emergencia sobre actuaciones o reparaciones y restauración de infraestructuras de titularidad estatal». Sin embargo, los matices no han sido acogidos con agrado en el seno de las organizaciones agrarias, a pesar de contar por su parte con una valoración positiva. Y es que, Antonio Moreno, secretario de Organización de Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Almería (Coag), coincidiendo con el resto de responsables agrarios, manifestó que «las condiciones que se establecen apenas van a permitir ayudar a una mínima parte».

 

El seguro agrario es sobre la cuestión que giran todas las críticas manifestadas desde las agrupaciones de agricultores. «En la zona, el 90% de los afectados, según los cálculos de Coag, no cuentan con seguro en vigor, por tanto no podrán, ni siquiera, ver si entran dentro de las condiciones que a su vez se establecen para los que si lo tienen», señaló Moreno. El representante de Coag considera que «estas ayudas son muy limitadas y no vienen a solucionar el problema que se ha generado en la zona». La única ventaja que ponen al servicio de los agricultores, entiende Moreno, «es la posibilidad de contar con beneficios fiscales».

Francisca Iglesias, secretaria general de la Unión de Pequeños Agricultores de Almería (UPA), manifestó su disconformidad con la ampliación del Decreto que establece el apoyo económico para el Levante, un apoyo que para Iglesias «es nulo», ya que «hay tanta inflexibilidad que no va a poder acogerse ningún productor, a al menos la mayoría». En UPA defienden que se deberían establecer ayudas directas si «es que los políticos quieren realmente ayudar a todos los que se vieron afectados por la lluvia torrencial». Además, muestra su disconformidad con la cifra de 60 millones de euros dada por el Gobierno, ya que entiende que «con los requisitos que han establecido esa cifra se va a quedar muy por encima de las ayudas que realmente se van a recibir».

Coordinación

La Asociación de Jóvenes Agricultores de Almería considera que «sólo se compensarían los daños si existiera una actuación coordinada con el resto de administraciones, principalmente con el Gobierno andaluz al que reprocha la ausencia de apoyo efectivo para los profesionales del campo». Así señala Francisco Vargas, presidente de Asaja-Almería, «sólo con una ayuda coordinada de todas las Administraciones se podrán reactivar estos municipios». Además de las ayudas concedidas desde el Gobierno central la organización considera vital que «la Junta de Andalucía arbitre sus propias medidas excepcionales para ayudar a los afectados y contribuir a recuperar la normalidad».

La puesta en marcha de una línea de créditos y avales en situación preferente para los afectados por estas lluvias, es una medida que Asaja-Almería entiende como necesaria. Además, «las cuantías asignadas para compensar los daños son insuficientes y deja fuera a las producciones agrícolas y ganaderas que no contaran con seguro agrario en vigor, cuestión de la que las Administraciones ya habían estado advirtiendo con anterioridad». Y es que, «para los daños en producciones agrarias se compensarán las pérdidas superiores al 30% de su producción sufridas por los titulares de las explotaciones agrícolas y ganaderas que tengan pólizas en vigor amparadas por el Plan de Seguros Agrarios Combinados para este año».

El Gobierno ha contemplado en las medidas planteadas la posibilidad de que los afectados cuenten con beneficios fiscales. Así, se habilita al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para reducir los módulos de las actividades agrarias para fijar la cuota de los Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas y sobre el Valor Añadido.

Los afectados disponen de dos meses para acogerse a estas ayudas, plazo que se contabiliza desde el momento en el que se produjeran los hechos, por lo tanto nos encontramos con un plazo hasta finales de este mes», advierten desde Asaja-Almería

El Gobierno pondrá en marcha una Línea de Créditos ICO

Rafael Hernando, diputado nacional por el Partido Popular ha trasladado a Asaja Almería que el Gobierno central está trabajando en la puesta en marcha de una línea de créditos ICO a la que podrán acogerse los agricultores y ganaderos que sufrieron daños en sus fincas como consecuencia de la lluvia de septiembre. Hernando, según han informado en Asaja, espera que a finales de noviembre o en el mes de diciembre pueda estar finalizado el trámite, por lo cual en breve se podrían materializar estas ayudas a través del ICO

La organización agraria considera que esta medida complementaría las habilitadas ya por el Gobierno. Ahora, indica Francisco Vargas, presidente de Asaja-Almería, «esperamos que estas medidas lleguen al sector productor acompañadas por una línea de avales a través de Saeca ya que en estos momentos es difícil acceder al crédito, sobre todo, para aquellos que tienen en duda la viabilidad de sus explotaciones debido a la situación en la que se encuentran tras los destrozos».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *