Agricultores denuncian en COAG la inundación de sus invernaderos por la rotura de una tubería de bombeo de la Balsa del Sapo

A primera hora de la mañana, un grupo de agricultores de Las Norias de Daza se ponía en contacto con COAG Almería para comunicarles que la rotura de una tubería de bombeo de la Balsa de Sapo ha inundado varias explotaciones agrarias ubicadas en el barrio de San Silvestre.

 

COAG que ha comprobado in situ cómo el agua ha anegado líneos de cultivo exige a la Junta de Andalucía (responsable del bombeo de la Balsa del Sapo) que actúe de inmediato y que “se responsabilice de los daños ocasionados en estas explotaciones agrarias. Es una tubería que además pasa cruzando una carretera secundaria”.

Según han trasladado los agricultores afectados, tras el informe redactado por la Policía Local donde se han tomado fotografías del estado de los invernaderos, cada productor va a realizar a través de su perito un informe de daños con el que poder solicitar a la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente que se haga responsable de las pérdidas ocasionadas por la rotura de dicha tubería. Una vez realizado el informe de daños, “cada agricultor afectado de forma individual iremos a poner una denuncia al Cuartel de la Guardia Civil de El Ejido para que quede constancia de lo sucedido”, señala Pablo, uno de los productores afectados quien confirma que “según hemos podido saber la tubería podría haberse roto en torno a las 5.30 de la madrugada. Rápidamente hemos avisado para que corten el bombeo de la tubería pero después de haberla cortado continúa saliendo una importante cantidad de agua que ya estaba dentro de la tubería”.

Un humedal peligroso

El problema del humedal de la Balsa del Sapo es una denuncia histórica de la Organización Agraria así como de los agricultores y vecinos de Las Norias de Daza. “Este tipo de sucesos podemos considerarlos avisos. Probablemente esta tubería ha reventado por la presión del agua, pero no podemos olvidar que con el humedal existe un problema muy grave que finalmente provocará una catástrofe natural y humana. Después de que eso suceda, lo que haga la Administración no servirá de nada porque será tarde; el momento de actuar de forma definitiva es ahora y no cuando suceden las desgracias”, señalan desde COAG Almería.

Cauces, ramblas, afluentes y canalizaciones en mal estado

Durante la visita a los invernaderos afectados en San Silvestre, COAG Almería ha comprobado a su vez cómo cada vez que “llueve con un poco de intensidad carreteras secundarias y accesos a invernaderos quedan intransitables. Creemos que la Administración no quiere ver que la agricultura es el motor económico de nuestra provincia y por ello es necesario que el acceso las explotaciones agrarias esté lo más adecentado posible. Las carreteras y caminos parecen auténticos embalses con arrastres y ya es hora de que se arreglen unas infraestructuras que producen notorias molestias a agricultores y vecinos”.

En este sentido, COAG Almería registró hace unas semanas un escrito en la Delegación de Agricultura donde mostraba la preocupación de agricultores y ganaderos de la provincia ante el estado que presentan los cauces, ramblas, afluentes y canalizaciones cercanas a los invernaderos que se encuentran llenos de malezas, retamas, plantas que han crecido y otras basuras que dificultan el tránsito del agua. “En ese escrito solicitamos a la Delegación que aclare las competencias de actuación de las Administraciones sobre los distintos cauces, ramblas, afluentes y canalizaciones para exigirles la limpieza de las mismas. Somos la voz de los agricultores y ganaderos de la provincia y existe una gran preocupación porque en las últimas semanas está lloviendo de forma continuada y esto puede provocar desbordamientos que afecten a las explotaciones agrarias”, concluyen desde la Organización Agraria.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *