Coag rechazan la postura de los agentes del sector que alardean de un magnífico inicio de campaña

Los agricultores almerienses están soportando un complicado inicio de campaña donde las primeras categorías de berenjena, calabacín o pepino se están vendiendo a 15 céntimos o los 30 del pimiento California. “Como ya viene siendo habitual no hay ninguna justificación para esta crisis de precios en el inicio de campaña. Lo curioso es que Almería entra en el mercado y caen los precios de las hortalizas, por lo que queda más que patente que nuevamente esto se enmarca en una estrategia comercial por parte de las cadenas de distribución para presionar y comprar nuestras hortalizas a unos precios vergonzosos que en ocasiones se están quedando incluso sin vender”, señala Góngora.

 

La Organización Agraria considera inaceptable que “los agentes de sector ‘vendan’ que nuestra agricultura ha tenido un inicio de campaña exitoso cuando la realidad es otra bien distinta ya que casi todas las hortalizas están cotizando por debajo de los costes de producción. Desde Coag Almería exigimos prudencia y sensatez a la hora de hablar de este tipo de asuntos, ya que distorsionar la realidad perjudica gravemente a los agricultores”.

Gestión de crisis

Las pizarras de precios son contundentes: las primeras categorías varían entre los 20 y 40 céntimos mientras que las segundas categorías se están vendiendo por debajo del umbral marchado por la OCM para autorizar la retirada de producto y conseguir una revalorización en las cotizaciones.

“Es totalmente inadmisible que habiendo mecanismos legales de retirada de producto donde se compensa al productor, las OP estén haciendo oídos sordos al mecanismo de gestión y estén consintiendo esta crisis de precios. Es obligatorio que retiren para vertedero o acciones sociales producto cuando este cotice por debajo de unos mínimos para conseguir un repunte de precios. En este sentido, trasladamos a los agricultores que presionen a sus OPFH para que gestionen las segundas categorías y es que en muchos casos, con la retirada de producto los agricultores saldrán ‘ganando’ al cobrar un mínimo aportado por los fondos operativos. En este caso ganamos todos: por un lado se consigue un repunte de cotizaciones para nuestras hortalizas y, por otro, las hortalizas retiradas pueden destinarse con fines sociales a comedores de gente que lo necesita, centros penitenciarios, etc.”, afirma el Secretario Provincial de Coag Almería quien concluye aseverando que “si el sector al completo no se une, con la ley en la mano, para gestionar las crisis de precios estamos perdidos. Es una vergüenza que consigamos avances para el sector y que después sean las piezas de nuestro propio puzzle quien ponga zancadillas y trabas para conseguir la estabilidad del sector”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *