La campaña de extinción de incendios en la provincia de Almería se cierra con 847,7 hectáreas quemadas

La época de peligro alto de incendios en Andalucía concluyó el pasado 15 de octubre, y se ha saldado en Almería con un total de 847,7 hectáreas forestales afectadas por los incendios que se han registrado en la provincia desde el inicio de este año. De es-ta superficie, el 99,41% se corresponden con suelos de matorral (882,4 hectáreas), y el 0,5% con suelo arbolado (4,9 hectáreas). El incendio de Bédar, que se inició el 25 de agosto y afectó a 400,6 hectáreas, concentra prácticamente la mitad del número de hectáreas calcinadas en la provincia

 

El dispositivo Infoca ha realizado desde el 1 de enero al 15 de octubre un total de 91 intervenciones en suelos forestales en Almería, de las cuales, el 72,5 % quedaron reducidas a conatos (un total de 66 intervenciones), mientras que el 27,4% fueron siniestros que superaron la hectárea de superficie calcinada, en un total de 25 actuaciones.

José Manuel Ortiz, delegado territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, ha destacado la labor del dispositivo del Infoca, “que ha mantenido su nivel de eficacia y respuesta rápida, al lograr reducir a siniestros menores de una hectárea la gran mayoría de las intervenciones efectuadas”.

Este año, pese a unas condiciones meteorológicas más duras que campañas anteriores, el dispositivo ha mantenido su línea en cuanto a eficacia se refiere en la provincia de Almería, que pese al incendio de Bédar -que ha concentrado la mitad de la superficie afectada en esta campaña-, la cifra final de hectáreas calcinadas, 847,71, es inferior a la media de los últimos 10 años, que se sitúa en 1.324 hectáreas.

Los datos que sí han mostrado un incremento respecto a la media de los diez últimos años han sido los relativos al número de conatos, ya que este año se han registrado 70, frente a los 52,2 de la media. Por su parte, el número de incendios se ha incrementado levemente esta campaña, con un total de 25 siniestros frente a los 24,5 de la media. El número de actuaciones en terrenos forestales también ha subido con un total de 95 intervenciones frente al registro de 76,7.

Bédar y Enix

En el transcurso de la campaña de extinción se han registrado incendios de relevancia, como es el caso de Bédar, el 25 de agosto, que motivó la declaración del nivel 2 de emergencia por un cambio de viento que puso en riesgo el núcleo poblacional, que finalmente, gracias a la actuación del dispositivo Infoca no se vio afectado. Otro de los más significativos esta campaña en Almería fue el siniestro de Enix, el 1 de mayo, que afectó a un total de 212 hectáreas.

Por otra parte, además de las intervenciones en suelos forestales, el dispositivo Infoca también ha trabajado en otras 72 actuaciones en suelos agrícolas y urbanos. En concreto, 69 se refirieron a actuaciones en suelos agrícolas, y 3 en suelos urbanos.

En cuanto a las causas que han motivado los incendios forestales en Andalucía, destacan las negligencias, que ocupan un 35,8% de los siniestros investigados hasta la fecha, los incendios intencionados, que ocupan un 16,3% del total registrado, seguido por los incendios por causas naturales, con un 8,7% de los acontecidos y, por último, los accidentales con 1%. En un 4,35% de los casos no se pudo establecer una hipótesis fiable sobre el origen de los incendios, mientras que en un 33,7% de los casos aún permanecen en investigación.

“La lucha contra el fuego es cosa de todos”

Aunque la época de alto riesgo de incendios forestales ha finalizado, Ortiz Bono insiste en la necesidad de la colaboración ciudadana, “porque si bien los medios humanos, materiales y tecnológicos del dispositivo Infoca son determinantes a la hora de sofocar un incendio, la lucha contra el fuego es cosa de todos los ciudadanos, y todos debemos colaborar siendo prudentes cuando visitamos zonas forestales y denunciando a quienes cometan atentados contra el medio ambiente”.

Y es que, según recuerda, la colaboración ciudadana tiene una gran importan-cia a la hora de prevenir y combatir los incendios forestales. Según datos estadísticos, los medios del Plan Infoca, cuando cuentan con la colaboración ciudadana –por ejemplo alertando en el teléfono 112 de posibles emergencias- pueden actuar con mayor rapidez y conseguir que la mayoría de los siniestros registrados –un 80%- se queden en conatos (menos de una hectárea afectada).

El representante de la Junta ha instado a los ciudadanos a que denuncien actitudes negligentes como el hecho de arrojar colillas encendidas, dejar basura en el campo, acampar en zonas no autorizadas o, lo que es peor, encender fuego, “actitudes que están en el origen de muchos de los incendios forestales que se producen en los meses de verano”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *