Coag informa a cerca de un centenar de asistentes sobre el seguro de apicultura

En la línea de difundir la importancia de la contratación de los seguros agrarios, Coag Almería organizó ayer una jornada técnica donde informó a cerca de un centenar de apicultores sobre la importancia de tener asegurada su explotación apícola así como las coberturas del mismo.

 

La Jefa de Servicio de ENESA en el Área de Estudio e Investigación en Producciones Ganaderas y Acuícolas, Silvia Isabel Crespo, explicó a los asistentes que “existe una línea de seguro que cubre las lluvias torrenciales y la sequía que ha azotado al sector desde febrero hasta septiembre de este año. Todo apicultor que ha contratado el seguro de sequía ha cobrado 7 veces la prima del seguro. Es un seguro flexible en cuanto a la prima, ya que el precio de aseguramiento oscila, por ejemplo, entre los 85 y 145 euros en las colmenas layens”.

Los riesgos cubiertos en el seguro para las explotaciones apícolas son los siguientes:

Seguro básico: Inundación-lluvia torrencial, viento huracanado y golpe de calor.

Seguro adicional: Incendio y sequía.

Los ponentes destacaron la necesidad de asegurar “el medio de vida de los apicultores” para estar cubiertos ante desgracias climatológicas como la que hace unas semanas azotó el Levante almeriense y que ha provocado que agricultores, ganaderos y apicultores pierdan sus explotaciones agrarias.

Asegurados ante las adversidades

El Responsable Regional de Seguros Agrarios de Coag, Antonio Moreno, recordó a los apicultores que es necesario que tomen conciencia de la importancia de asegurar su explotación. “Este año además de estas últimas lluvias torrenciales por las que se han perdido muchas colmenas, los apicultores, debido a la sequía, han visto cómo sus abejas no han producido miel, una situación que está cubierta por el seguro para aquéllos que lo tienen contratado”.

Al igual que sucede con el resto de seguros agrarios, el seguro destinado para el sector apícola tiene diferentes escalones, por lo que se puede ir aumentando las coberturas de forma ascendente en función de las necesidades. “El seguro básico, por ejemplo, donde se aseguren 300 colmenas cuesta 60 euros. En caso de cualquier catástrofe sólo cobrarían aquellos apicultores que tengan al menos contratado el seguro básico al que se le pueden incorporar nuevas coberturas”, resaltó.

Hasta el 30 de noviembre

Año tras año, y tras la toma de contacto directa con agricultores, ganaderos y apicultores, el Área de Seguros Agrarios de Coag trabaja con ENESA y Agroseguros para que los seguros incluyan nuevas coberturas que se adapten a las necesidades de los productores. En este campo, Coag ha conseguido que cada ejercicio se completen y mejoren las coberturas que se ofrecen para las explotaciones agrarias.

“Este encuentro que hemos tenido con los apicultores en Tabernas ha servido para que ellos nos trasladen su inquietud porque el seguro incluya las pérdidas por heladas. En nuestra línea de trabajo y de cara a la próxima campaña, vamos a trabajar para que ENESA incluya esta cobertura”, explicó Moreno quien concluyó reseñando que “los apicultores pueden contratar el seguro de explotación apícola hasta el próximo 30 de noviembre en cualquiera de nuestras oficinas de Coag Almería. Es necesario que nuestros productores avancen sobre seguro y para ello necesitan asegurar el medio a través del cual viven y mantienen a sus familias”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *