El Acuerdo de Asociación entre la UE y Marruecos entra en vigor en octubre

Todo está listo para que a partir del primer día del próximo mes de octubre comience la vigencia del nuevo Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Marruecos. A partir de dicha fecha se establecen los nuevos contingentes acordados en la negociación ratificada por el Parlamento Europeo el pasado mes de febrero, así como los precios mínimos de entrada que se fijan para la entrada de frutas y hortalizas procedentes del reino Alauita en el territorio de la Unión Europea.

 

Una vez aceptado el protocolo por Marruecos, como explica Francisco Vargas, presidente de Asaja-Almería, y la publicación del nuevo reglamento en el que se adaptan los contingentes arancelarios para los productos hortofrutícolas que llegan a la Unión Europea procedentes del país alauita, la nueva legislación da paso a la entrada en vigor del nuevo Acuerdo. Y es que, como se hacían eco desde la Federación Nacional de Exportadores de Frutas y Hortalizas, El diario Oficial de la Unión Europea publicó el pasado jueves el Reglamento de ejecución de la Comisión de 12 de septiembre del presente año por el que se adaptaba el anterior reglamento a las nuevas condiciones.

Así, a partir del próximo mes de octubre, Marruecos contará con un mayor margen de volumen de tomate para comercializar en la Unión Europea, y se asegura el libre comercio en todos los productos no catalogados como sensibles en el documento firmado. Los productos que cuentan con cierta protección aún en este acuerdo son: tomate, pepino, fresa, clementina, ajo, calabacín y azúcar. No obstante, se contempla un aumento en el contingente de tomate marroquí con régimen arancelario especial, que pasaría de las 233.000 toneladas establecidas en el anterior acuerdo a las 285.000 toneladas anuales en el actual. Asimismo, el volumen permitido de calabacín sin atenerse a sanción alguna pasa de las 25.000 a las 50.000 toneladas, el de pepino, de las 5.600 a las 15.000 toneladas, el volumen de clementina se incrementa en 45.000 toneladas, pasando de las 130.000 a 175.000 y el de ajo, de 1.000 a 1.500 toneladas. El resto de productos no estarán sujetos a un contingente establecido.

En el momento en el que se ratificaba el nuevo Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Marruecos, la Organización Interprofesional Andaluza de Frutas y Hortalizas (Hortyfruta) realizaba una valoración de las consecuencias que acarrearía la renovación del protocolo para el sector hortofrutícola andaluz. Así, para esta organización, en la que se encuentra representada más del 93% del conjunto de empresas comercializadoras de productos de cobertura que actúan en territorio andaluz, la entrada en vigor del nuevo acuerdo supondrá para el sector hortofrutícola «una pérdida a medio plazo de 12.000 empleos, más de 2.000 agricultores, 4.000 hectáreas en producción y un 15% del volumen de comercialización de frutas y hortalizas». En la Interprofesional andaluza consideran, al igual que en Coag y Asaja, que con las concesiones facilitadas al Reino de Marruecos en materia de exportación de frutas y hortalizas al territorio de la Unión Europea se perjudica los intereses del sector nacional ya que los costes de producción difieren de una zona a otra y, por tanto, se genera competencia desleal. Según la Interprofesional, «es imposible competir con un país cuyos costes medios de producción son la mitad que los andaluces y los costes totales que incluye la puesta en el mercado son un 23% inferiores».

Control

La Asociación de Jóvenes Agricultores de Almería, a través de su presidente, Francisco Vargas, ha manifestado que «al sector sólo le queda que las autoridades que deben velar por el cumplimiento exhaustivo del Acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos no descuiden su labor». Así, Asaja exigen una efectiva vigilancia en los puntos de entrada de producto marroquí para que no se altere para que la Unión Europea no importe más toneladas de las permitidas o se apliquen las sanciones establecidas si se superaran. Asimismo, afirma Vargas que «se debe intensificar la vigilancia sobre los productos de Marruecos que entran en almacenes para que no se adultere la trazabilidad de los mismos». Además, el presidente de Asaja considera que la información que se ofrece sobre las importaciones debe reducirse en el tiempo para corregir posibles incumplimientos».

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *